Dos años y medio de cárcel por agredir sexualmente en la calle a una mujer en El Ejido

Dos años y medio de cárcel por agredir sexualmente en la calle a una mujer en El Ejido

Unos vecinos impidieron que lograse su objetivo y lo retuvieron hasta que llegó la Policía

AGENCIAS

Una juez de Almería ha condenado a dos años y medio de prisión a un hombre que asaltó a una mujer en plena vía pública para agredirla sexualmente, si bien unos vecinos impidieron que lograse su objetivo y lo retuvieron hasta que llegó la Policía.

El fallo señala que las 02:00 horas del pasado 18 de febrero, el acusado, S.B., abordó a la víctima en las inmediaciones de la calle Murcia de la localidad de El Ejido (Almería), agarrándola del brazo mientras le decía «quiero hablar contigo, vente y dame lo que quiero por las buenas o lo consigo por las malas».

Ante la negativa de la mujer y con «ánimo de menoscabar su integridad física», la agarró del pelo y la tiró al suelo sujetándola con fuerza mientras se colocaba encima de ella con «ánimo libidinoso». Así, comenzó a tocarle «por todo el cuerpo» a la vez que le desabrochaba el pantalón.

De esta forma fue sorprendido por varios vecinos, que lo retuvieron hasta la llegada de la Policía.

La víctima sufrió diferentes lesiones como un eritema biconvexo de mordedura humana en el tercio medio del antebrazo derecho, dolor en un dedo de la mano izquierda, erosiones lineales en la parrilla costal media anterior derecha, y dolor en abdomen y cadera izquierda.

La juez considera «determinante y esencial» como prueba de cargo el relato de la víctima, quien dijo cómo el hombre la asaltó cuando se dirigía a un bar a buscar a una amiga y cómo éste le dijo que quería tener relaciones sexuales con ella «por las buenas o por las malas», así como que intentó alejarse de él aunque éste la siguió y la tiró al suelo.

La mujer, en cuyo nombre ha ejercido como acusación particular el letrado Karim El Marbouhe El Faqyr, añadió que mientras se defendía, el acusado le mordió una mano y que no paró hasta que llegaron unos vecinos.

Un testigo manifestó que el día de los hechos estaba en su domicilio con su pareja y escuchó a una mujer gritando pidiendo auxilio, cuando llevaba un rato escuchando los gritos se asomó por la ventana y pudo ver como la perjudicada estaba tirada en el suelo y el acusado encima, de forma que «estaba claro que quería agredirla sexualmente».

Por estos hechos, S.B. ha sido condenado a dos años y medio de prisión por un delito de agresión sexual, por el que también se le impone la prohibición de aproximarse a la víctima a menos de 500 metros durante cuatro años, así como la medida de libertad vigilada durante otros tres años.

Además, ha sido condenado por un delito leve de lesiones a dos meses de multa, a razón de seis euros al día, y a una orden de alejamiento de 500 metros durante seis meses.

No obstante, la juez ha acordado sustituir la pena de dos años y medio por la expulsión del mismo del territorio nacional, con prohibición de entrada en territorio nacional durante un plazo de seis años.