Almerimar se deja sorprender con noches de 'Mil y una Estrellas'

Almerimar se deja sorprender con noches de 'Mil y una Estrellas'

Este mercado temático hizo lanzar más de un grito y dar más de un salto a los asistentes con la aparición de un gran tiranosaurio

INMACULADA ACIÉNEl Ejido

Desde el pasado viernes por la noche el núcleo de Almerimar está disfrutando de una de las propuestas fijas en su calendario veraniego pero que cada año llega con novedades.

En esta línea, durante las noches de viernes, sábado y domingo, la calle Galéon se convierte en escenario del mercado temático 'Mil y una Estrellas'. Un evento por el que durante el viernes por la noche y anoche pasaron miles de personas y al que aún es posible visitar hoy de siete a una de la madrugada.

A través de los más de una docena de estands que componen el mercado es posible encontrar artesanía de todo tipo, desde productos de madera, joyas y complementos como sombreros, bolsos, monederos o pañuelos, bellos objetos en cristal, ropa, jabones, hierbas aromáticas y medicinales, dulces y golosinas fabricadas con fruta natural, juguetes de madera e incluso objetos de cerámica que se puede ver cómo se crean en directo por parte de un maestro artesano, que girando su torno va trabajando y dando forma a los diferentes utensilios.

Tampoco faltaron a su cita la zona de juegos tradicionales hechos en madera como puzzles, el dominó o el tres en raya, dirigidos a los pequeños, así como un tiovivo que funciona gracias a la buena forma física de su propietario que lo acciona y hace girar pedaleando a lomos de una bicicleta.

Sin embargo, lo que seguro no esperaban muchos de los asistentes encontrarse era un gran tiranosaurio recorriendo de arriba hacia abajo la calle Galeón, rugiendo a su paso y moviendo su larga cola.

El espectáculo causó de todo. Sustos a algunos, admiración a otros que se fotografiaban junto a él y llantos entre algunos pequeños que se escondían y aferraban a los cuellos de los padres. Incluso algunos perros se escondían y ladraban asustados a su paso. Un toque diferente y muy logrado, que dio un aire diferente a este mercado estival.