El alcalde solicita una reunión con Costas para urgir a una rápida respuesta a la situación de Balerma

El alcalde solicita una reunión con Costas para urgir a una rápida respuesta a la situación de Balerma

Francisco Góngora pretende mantener un encuentro urgente con la directora general de Sostenibilidad de la Costa y la Mar en el que reclamar una solución de emergencia

INMACULADA ACIÉNEl Ejido

El alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, solicitó el viernes una reunión de trabajo con la Directora General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar, Ana María Oñoro Valenciano, con carácter urgente para abordar el importante problema de erosión existente en todo el litoral del núcleo urbano de Balerma y reclamar una solución de emergencia.

El máximo responsable municipal recordó que «vista la situación de deterioro del dominio público del frente costero de Balerma, agravado por la alteración de arrastres del litoral, así como por los daños producidos por los últimos temporales, la Corporación Municipal acordó en Pleno por unanimidad instar a la Dirección General de Costas a la declaración de emergencia de las obras y trabajos necesarios para asegurar la sostenibilidad de la costa entre el término municipal de Balanegra y la Piedra del Moro, y mitigar los efectos de futuros temporales con medidas estructurales».

Una solución definitiva y sostenible que, como subrayó el primer edil municipal, «podría pasar por la misma adoptada frente al litoral de Balanegra, con la ejecución de espigones cortos u otra alternativa que, según el mejor criterio técnico de la Dirección General de Costas, ofrezca garantías de permanencia y estabilidad de la costa».

Durante ese encuentro, que el alcalde espera tener en breve, Góngora también quiere trasladarle a este órgano de la administración nacional su gran preocupación ante el empeoramiento experimentado en todo el litoral balermero, tras comprobar como se ha acelerado el problema de erosión, llegando el agua a la carretera y provocando daños en el paseo marítimo.

En este sentido, Góngora hizo alusión a que siempre han exigido «una solución estructural y definitiva para proteger la playa, aunque el problema hasta ahora se había localizado en el tramo comprendido entre la Torre y la Lonja. Para dicho tramo las conclusiones del estudio realizado por el Cedex daban como única alternativa posible la gestión del sedimento y las aportaciones de arena periódicas que se han venido realizando cada año».

Sin embargo, la situación se ha visto muy agravada por la construcción de los espigones de Balanegra, que han empeorado la regresión en ese tramo de playa y que, además, ha ampliado el problema a la zona de Las Cuevecillas y la zona de Malibú. De ahí, como indicó Góngora «la necesidad de una solución de emergencia que rigidice la costa, además de la reconstrucción del paseo marítimo dañado por el temporal».

Precisamente por lo avanzado del estado de deterioro y la situación actual, el máximo responsable municipal afirmó que Balerma no puede depender de aportaciones de arena porque ya no garantizan la estabilidad de la playa, la seguridad de las fincas y explotaciones agrícolas en Las Cuevecillas, ni que el agua no siga avanzando hacia el pueblo», como se pudo ver en las últimas semanas con los dos temporales de Poniente que azotaron la costa.

Igualmente, en dicha reunión de trabajo, Góngora solicitará que, entre las medidas que se decreten por emergencia, «se incluya un estudio técnico en busca de soluciones que aseguren la integridad y adecuada conservación de las playas de Guardias Viejas y Ejido Beach, que también están sufriendo un proceso de regresión importante. Un estudio que es especialmente importante para analizar cómo podrían afectar a este tramo de costa las actuaciones de carácter definitivo que se lleven a cabo en el frente litoral de Balerma».