CD El Ejido

Electroencefalograma plano celeste

El juego y actitud del equipo extremeño fue muy superior, en casi todo el partido, a un desdibujado y romo conjunto celeste./CD El Ejido
El juego y actitud del equipo extremeño fue muy superior, en casi todo el partido, a un desdibujado y romo conjunto celeste. / CD El Ejido

El CD El Ejido, sin ideas ni criterio de juego, derrotado por un Badajoz que fue superior

JOSÉ GABRIEL GUTIÉRREZ

Ganó el que fue mejor, en todos los aspectos, sobre el terreno de juego de Santo Domingo. No fue otro que el CD Badajoz, que se mostró muy superior, en casi la totalidad del partido, a un CD El Ejido que ofreció una muy defraudante actuación, siendo despedido, tanto al término de la primera parte como a la conclusión del partido, con silbidos y protestas por buena parte de la afición celeste.

La imagen colectiva ofrecida ayer por el equipo dirigido por José Sevilla -que lo hizo desde las gradas por sanción- se podría resumir de modo breve y claro. Aplicando lo de 'querer y no poder' en el desarrollo de un partido por el que fueron caminando por los cauces de ir generando impotencia, falta de criterio, ideas, sobriedad defensiva, creatividad y mordiente atacante. Se fueron tres puntos, que estaban catalogados como vitales para reactivar al equipo celeste. Ya van nueve jornadas sin ganar, con seis derrotas y tres empates y, en base a lo visto ayer, mucho, mucho deberá cambiar el equipo para evitar caer en la zona de descenso que ya tiene a un paso.

CD El Ejido
Aulestia, Emilio Cubo, Uru, Fermín (Ezequiel, m. 57), Gabri (Sergio Jiménez, m. 45), Artiles, Kiu, Tomás, Jesús Rubio (Velasco, m. 68) y Samu Corral.
CD Badajoz
Kike Royo, Juanjo, Mario Gómez, Cristian, Eneko, Cidoncha, Kamal (José Ángel, m. 77), David Martín (Candelas, m. 68), Higón, Francis Ferrón (Guzmán Casaseca, m. 86) y Éder.
Goles
0-1, m. 19: David Martín. 0-2, m. 62: David Martín.
Árbitro
Escudero Marín, del colegio madrileño. Amonestó por parte local a Gabri, Tomás y Samu Corral. Por los visitantes a Kamal, Cristian, José Ángel y al entrenador Mehdi Nafti.
Incidencias
Partido correspondiente a la vigésimo cuarta jornada del Campeonato de Segunda División B, en el Grupo 4, jugado en Santo Domingo, ante 909 espectadores.

El CD Badajoz fue muy superior, justo merecedor de la victoria, elaborada con una actuación colectiva marcada por la seguridad defensiva, el buen orden en la medular y una gran peligrosidad en su juego de ataque. El 0-2 incluso se quedó corto para lo ofrecido por el conjunto blanquinegro, cuyos goles llevaron la firma, por partida doble, de un rápido y habilidoso David Martín, que además estrelló un balón en el poste del marco celeste.

Del espejismo al 'palo'

Pese al buen comienzo celeste del partido, el ímpetu y la claridad de ideas ofensivas se le fue diluyendo conforme se iba desarrollando la primera parte. Tras unos primeros compases de 'toma y daca', pero sin generar peligro en ambas áreas ni haber un claro dominador del envite, llegó el primer aviso de los visitantes. En el m. 9 de juego, David Martín sorprendió a la zaga local, se plantó por velocidad ante Aulestia y su disparo cruzado topó con el poste izquierdo del marco celeste, siendo despejado a córner.

Tras esa jugada llegaron un par de intentos ofensivos del CD El Ejido, uno con un remate de Artiles, atajado por Kike Royo sin problemas y otro en un centro chut de Samu Corral, desde el lateral del área, que no encontró rematador. Quién sí lo encontró, además de hacerlo por el camino del gol, fue el CD Badajoz. En el m. 19, apenas uno después de un remate desde cerca de Francis Ferrón que neutralizó Aulestia, llegó el 'palo' del 0-1, que se veía venir De nuevo fue David Martín el protagonista anduvo atento para 'robar' un balón a la zaga local, enfiló hacia el área, aguantó la salida del meta Aulestia y materializó el primer tanto del conjunto blanquinegro con un vistoso y templado remate de vaselina.

A partir del gol, más de lo mismo. Un querer y no poder del CD El Ejido, ante un CD Badajoz que pareció tomarse un pequeño respiro ante la falta de pegada y creación de jugadas de peligro de los ejidenses. Con el 0-1 se llegó al descanso, tras 45 minutos de juego en los que los locales fueron de más a menos y los visitantes, sobrios y bien plantados, lo hicieron al contrario, además de marcar y saber aplicarse a la perfección aquello de 'nadar y guardar la ropa'. Era una actitud obvia.

El segundo y sin reacción

En la segunda parte, más de lo mismo, con 'asomo' celeste al marco rival a cargo de Samu Corral y Artiles, atajado por Kike Royo y, después, la misma historia. Los de José Sevilla se fueron difuminando sobre el terreno de juego, aumentando su inferioridad ante los de Mehdi Natfi. El cambio local, entrando Velasco por Fermín, pasando a jugar en banda y bajando Tomás a su habitual posición de lateral zurdo, apenas cambió el panorama.

Quien sí lo cambió fue el CD Badajoz con la consecución del segundo gol. Llegó en el m. 62, iniciado en veloz contragolpe por la banda llevado por Higón, superando a su par y provocando la salida a la desesperada de Aulestia para ejecutar el 'pase de la muerte' hacia David Martín que, a placer, puso el 0-2 en el marcador.

Al segundo 'mazazo' blanquinegro le siguieron unos minutos, pocos de reiteración en los de 'querer y no poder' por parte del conjunto celeste. Tal vez lo más resaltable fue un centro-chut de Velasco, desde la medular, que Kike Royo desvió a córner. El lanzamiento de este lo remató Sergio Sánchez al fondo de las mallas, pero la jugada había sido invalidada por fuera de juego del defensa central del CD El Ejido. Después, la vuelta a las imprecisiones, con palpable falta de criterio en su juego y a merced de un rival que se sintió cómodo en el campo y sin pasar ningún tipo de sufrimiento.

En el tramo final del encuentro, destacar un disparo cruzado de Velasco, desde el vértice del área, que se marchó fuera rozando el poste izquierdo del marco defendido por Kike Royo. Poco después, replica pacense con un remate de Francis Ferrón que atajó Aulestia. Sin más, el pitido final. Atrás quedaba una merecida victoria del CD Badajoz, muy superior en todo a un defraudante CD El Ejido, que fue despedido con silbidos y gritos de 'fuera' de buena parte de la afición local.