CD El Ejido

Elady profundiza en la herida

Los celestes, abatidos, tras una derrota que complica mucho la permanencia. /AGENCIA LOF
Los celestes, abatidos, tras una derrota que complica mucho la permanencia. / AGENCIA LOF

El CD EL Ejido se complica la permanencia con una dura derrota en Cartagonova

JORGE LÓPEZ (OPTA SPORT)CARTAGENA

El CD El Ejido se complica la permanencia. El equipo de Manolo Ruiz cayó goleado ante el Cartagena (3-0) y se queda a cinco puntos del play-out. A falta de cuatro jornadas, el conjunto ejidense pierde parte de sus opciones de salvar la categoría. Un hat-trick de Elady, estrella del conjunto local, acabó con sus opciones, profundizando en la herida, pues son ya muchas las jornadas sin ver una salida. El próximo sábado, el duelo en casa ante el UCAM Murcia se antoja vital para los jugadores dirigidos por Manolo Ruiz.

El cuadro albinegro, a un punto del liderato, salió fuerte al partido. Intentó llevar la iniciativa del juego sobre un césped irregular por culpa de las grandes cantidades de lluvia caídas en la ciudad portuaria durante esta semana. El Ejido esperaba atrás y aguardaba a tener su oportunidad para sorprender al bloque local. Dos líneas bien juntas y achicando espacios sin meterse en demasía atrás. El Cartagena protagonizó, en dos disparos lejanos sin excesivo peligro de Elady y Fito Miranda, las primeras llegadas con relativa enjundia a la meta defendida por Aulestia. Los pupilos de Gustavo Munúa se encontraban cada vez más cómodos sobre el césped. Todo apuntaba a que era cuestión de tiempo que, antes o después, iba a llegar el primer gol que abriría la lata.

Un castillo de naipes

Finalmente, el equipo cartagenero lo consiguió en el minuto 21, en una gran jugada comandada por Luis Mata y que cabeceó Elady. Nada pudo hacer Aulestia para evitar que el Cartagena, con seis semanas metido en crisis de resultados, comenzara a ver la salida de un peligro túnel que le podía meter en problemas para conquistar plaza de playoff de ascenso al término de la fase regular.

El tanto sirvió para que la escuadra local creciese sobre el campo y siguiese insistiendo en su juego, revolucionado por el cambio de sistema. El Ejido, incapaz de frenar a su adversario, se dedicaba a limitar sus opciones de peligro. No le acompañó la fortuna porque, en el minuto 39, Manolo Ruiz se vio obligado a mover el banquillo tras caer lesionado el delantero Kiu, siendo sustituido por Yannis.

La segunda parte arrancó con una novedad, la entrada al césped de Jesús Álvaro por Luis Mata, que acabó el primer tiempo con problemas físicos. El cuadro ejidense dio un paso al frente e intentó cambiar la situación del partido, aunque el Cartagena, práctico sobre el verde, no daba tregua a los jugadores ejidenses.

Manolo Ruiz siguió moviendo el banquillo y en el minuto 54 dio entrada a Velasco en lugar de Alfonso. El CD El Ejido intentó dar un paso al frente para provocar situaciones donde pudiera complicar al Cartagena, pero el equipo albinegro se mostró muy sólido en labores defensivas. Sin embargo, los minutos comenzaban a pasar y la chispa y frescura que se veía en algunos momentos de la primera parte había desaparecido drásticamente.

Atasco roto

Cuando más se atascaba el choque llegó un nuevo golpe sobre la mesa del equipo de Munúa. Fue en otro gran cabezazo de Elady, que hacía el segundo tanto de la tarde en el Cartagonova cuando se cumplía la hora de partido. El gol del cuadro cartagenero relajó el ambiente de una fría afición y sirvió para impulsar el juego del equipo anfitrión, que lograba dos minutos después volver a marcar. Lo hizo, quién si no, Elady, que lograba un brillante hat-trick. El jugador albinegro regateó a Aulestia y empujó el esférico a la meta sin oposición.

El CD El Ejido quedó muy hundido con este vendaval albinegro y apenas tuvo capacidad de reacción hasta la conclusión, obligado por la necesidad y la escasa capacidad para darle un vuelco a la situación.

Con todo ya decidido, la entrada de Javilillo no cambió el decorado del compromiso. El equipo del Poniente almeriense tuvo una buena oportunidad de reducir distancias en el marcador. Fue en el minuto 84 como consecuencia de un cabezazo de Sergio Jiménez que se estrelló en el palo de la meta defendida por Joao Costa. Pese a las intentonas finales por lograr el tanto, el equipo almeriense no logró la recompensa y se complica la permanencia en la categoría, situado a cinco puntos de la promoción de permanencia.