Fútbol

El Ejido saca un punto con nueve jugadores

Juancho falló varias oportunidades claras de gol a lo largo del partido ante el meta Aulestia./P. V. / GCF
Juancho falló varias oportunidades claras de gol a lo largo del partido ante el meta Aulestia. / P. V. / GCF

Los de Manolo Ruiz igualan con rapidez el tanto inicial del Recreativo de Granada y resiste el asedio rojiblanco

ANTONIO NAVARROGRANADA

El Recreativo Granada volvió a ser presa de sus contradicciones en el encuentro que ayer lo enfrentó al CD Ejido 2012. El filial rojiblanco, que ha pasado de vivir en promoción de ascenso al comienzo de Liga a hacerlo en promoción de descenso en la actualidad, mejoró su imagen respecto a otros duelos anteriores y mereció ganar, pero no lo consiguió. Lo realmente frustrante para la escuadra que ahora dirige David Tenorio es que hizo méritos de sobra para llevarse los tres puntos y disfrutó de ocasiones muy claras para apuntarse un nuevo triunfo y tomar aire en la tabla, pero la igualada final le sabe a poco.

El duelo fue como se intuía por la importancia de los puntos en juego: mucha tensión, mucha intensidad y pocos riesgos de unos y otros. En los primeros compases no hubo un dominador claro y ambos equipos centraron sus esfuerzos en no darle facilidades al rival, siendo el Ejido el único que dispuso de una ocasión más o menos clara en los pies de Kiu, que finalizó una buena jugada de Ezequiel con un disparo cruzado que Lejárraga desvió bien con los pies (m.12). Al conjunto almeriense le funcionó bien su estrategia de no querer jugar en Los Cármenes porque con el frío que hacía en la Ciudad Deportiva el aliento de sus cien seguidores se hizo notar más, prefiriendo muchos abonados del Granada quedarse en casa para evitar el frío y la lluvia antes que acercarse a una instalación que no se llenó pese a la trascendencia del encuentro. El Recreativo se olvidó de lo que sucedía en la grada y se adelantó a la media hora del encuentro con una acción que, a medio y largo plazo, puede tener consecuencias muy positivas para el filial. Jean Carlos se coló bien por la banda derecha y puso un centro al corazón del área para que Rubén Sánchez cabeceara el balón al lado contrario del portero y estrenara su cuenta anotadora como rojiblanco (1-0). Ambos atacantes están necesitados de alegrías tras una temporada complicada, por lo que la celebración de ese tanto parecía ser un buen presagio.

Sin embargo, el Ejido no tardó nada en celebrar el 1-1. Solo habían transcurrido dos minutos desde el gol local cuando Sebban controló un balón sin aparente peligro en las inmediaciones del área granadina, vio un resquicio en la portería de Lejárraga y allí que puso el balón, consiguiendo firmar un auténtico golazo. El filial no se descompuso, pero los minutos finales del primer acto volvieron a ser tan igualados como lo habían sido los primeros.

En la segunda mitad el encuentro ganó en emoción aunque, sorprendentemente, no se viera ningún gol. El Recreativo demostró tener fe en sus posibilidades y asedió la meta de Aulestia, gozando de dos buenas ocasiones que podrían haber cambiado el devenir del partido. Una dejada de Juancho a Jean Carlos en el interior del área terminó siendo finalizada por éste con un disparo cruzado que salió relamiendo el poste.

Tan solo un minuto más tarde Juancho volvería a tomar protagonismo al plantarse solo ante el meta ejid ense y fallar en el uno contra uno, estrellando su lanzamiento en el lateral de la red. El colombiano parece gafado ante el gol. Genera, genera y genera. Falla, falla y falla. De hecho, suya fue la ocasión más clara del encuentro cuando el filial granadino jugaba en inferioridad numérica por expulsión de Carlos Neva. Juancho controló en el área pequeña un centro de Jean Carlos, vio cómo el portero y el defensa que lo cubría quedaban sentados en el suelo y contra pronóstico mandó el balón a las manos del guardameta. En los minutos finales fue el cuadro almeriense el que sufrió dos nuevas expulsiones, pero el marcador estaba destinado a no moverse más.