CD El Ejido

Al CD El Ejido le falta acierto y suerte

El celeste Alfonso lamenta el gol que celebran los universitarios./AGENCIA LOF
El celeste Alfonso lamenta el gol que celebran los universitarios. / AGENCIA LOF

Con un jugador menos desde el minuto 8, tuvo ocasiones para comprometer la victoria del UCAM

TRINIDAD LÓPEZ (AGENCIA LOF)MURCIA

El CD El Ejido se despidió de su mejor racha de la temporada de tres victorias consecutivas perdiendo de goleada, pero con las botas puestas en el campo del segundo clasificado, un UCAM Murcia que simplemente se replegó y dejó que las circunstancias castigaran a un conjunto ejidense que todas las cosas que le sucedieron en La Condomina fueron en contra hasta caer por 3-0.

La primera vicisitud llegaría muy temprano en el minuto 4, como consecuencia de una falta al borde del área botada por Collantes al segundo palo por donde entraba Carlos Moreno con todo para inaugurar el marcador y empezar a condicionar el partido. Sin embargo, ello no influyó en el plan inicial de los de Alberto González que comenzaron a generar peligro para intentar nivelar el partido cuanto antes. El desarrollo del encuentro hubiera cambiado si Antonio Pino, casi en la jugada siguiente, hubiera concretado una ocasión que despejó Germán con apuros.

Problema grave

El segundo problema para El Ejido vendría en el minuto 8 cuando, en un balón largo a la espalda de la defensa celeste, Titi se marchaba solitario y, en la frontal del área, Aulestia salió desesperado para trabar al atacante universitario. Al ser el portero el último hombre resultó expulsado. Dani Hernández saltó al campo por Jesús Rubio y los ejidenses tenían que afrontar el resto del encuentro en inferioridad numérica.

A pesar de los contratiempos, los celestes no cejaron en su intento de nivelar el marcador en la vieja Condomina. Samu Corral contaría con la segunda gran oportunidad visitante, pero el goleador del conjunto celeste no acertó a rematar sobre la portería defendida por Germán.

Este tipo de aproximaciones animaban a un CD El Ejido comandados tanto por Antonio Pino como Gabri que empezaron a surtir balones a sus compañeros de vanguardia, pero los jugadores murcianos supieron defenderse.

Al margen de la expulsión y el gol encajado en contra, también el cuadro celeste se topó con la suerte del UCAM Murcia. Cuando más creía en sus posibilidades, el equipo de Alfonso González llegaría otra jugada desgraciada. Grant sacaba en corto un saque de esquina sobre Collantes que, cuando quería ponerla al área, el balón se envenenó tanto que se coló por la misma escuadra de un recién ingresado Dani Hernández, tan sorprendido como todos los presentes. La fortuna estuvo del lado azul más oscuro.

Mazazo

El CD El Ejido, en esta ocasión, tardó en reponerse del mazazo. Se recuperó con empeño. Y, poco a poco, empezó de nuevo a sembrar inquietud sobre la portería defendida por los locales. La zona ancha ejidense volvió a adueñarse de la situación y, con rapidez, empezó a buscar a Samu Corral ya Alfonso, cuyos escarceos en el área rival no tuvieron mayor consecuencia que remates forzados, por lo que el marcador de 2-0 no se movería al paso por vestuarios.

El cuarto problema fue, sin lugar a dudas, la falta de efectividad de los celestes. Después de la reanudación, los celestes salieron convencidos para poder recuperar el terreno perdido y no perder la cara al partido e intentar acortar distancias en un marcador en el cual el UCAM Murcia se dedicó a contemporizar. Se encontró con dos goles y su trabajo fue más defensivo que ofensivo. La suerte de cara al gol por parte del conjunto ejidense continuó. Y quien sí estuvo fino fue el UCAM Murcia cuando, en el minuto 65, que dejaba el partido finiquitado. Grant recogió un balón en largo, se plantó solo aprovechándose de un fallo defensivo del CD El Ejido y batió sin problemas a Dani Hernández.

Ya con el 3-0, Velasco contó con un balón al borde del área pero Germán desvió a saque de esquina. Pero la emoción del partido ya pasó a un segundo plano. Hasta el tanto del honor se le resistió al equipo almeriense que se llevó a su tierra un resultado demasiado abultado para los méritos contraídos en La Condomina.

Ahora, a esperar a la próxima semana para resarcirse, con la visita del Jumilla al Municipal de Santo Domingo, tras empatar ayer en casa frente al Ibiza.