Carrera

2018 se marcha a la carrera en El Ejido

Los corredores toman la salida de los 5 y 10 kilómetros./IDEAL
Los corredores toman la salida de los 5 y 10 kilómetros. / IDEAL

Más de mil personas participaron en la tarde de ayer en la tradicional carrera de San Silvestre que este año tuvo un ambiente mucho más navideño | El cambio de horario, con la noche cayendo sobre el municipio, las luces encendidas y la música navideña sonando hizo que la prueba fuera aún más familiar y entrañable

INMA ACIÉNEL EJIDO

Un año más y ya van 31, el municipio de El Ejido despidió el año deportivamente. Más de 1.000 personas entre niños y adultos se dieron cita en esta última prueba deportiva del año, que en esta ocasión tuvo un ambiente mucho más navideño de lo habitual y que congregó a miles de personas como público durante su recorrido, ya que los establecimiento comerciales estaban ayer abiertos durante el desarrollo de la carrera.

En este sentido, las carreras escolares fueron las encargadas de ir abriendo boca desde las cinco de la tarde. El Bulevar, a la altura de la Plaza Mayor, epicentro de toda la actividad deportiva, se llenaba de familias para disfrutar del espectáculo de ver a los niños correr, desde los más pequeñitos que tenían que ir agarrados de la mano porque aún no se sostenían bien en pié, e incluso alguno acabando en brazos, hasta los cadetes, el futuro del running.

Y todo ello pese a que el municipio vivió ayer una tarde fría, con un ligero viento soplando que hacía que incluso la sensación térmica fuera menor. Pero ayer el frío no fue excusa para participar en esta tradicional prueba, que es una de las más antiguas de su categoría de la provincia de Almería.

Emocionantes pruebas las de los menores que se convirtieron en la mejor antesala de la prueba de adultos, que dio comienzo pasados unos minutos de las seis de la tarde. Los 800 corredores inscritos en la prueba de 10 y 5 kilómetros tomaron la salida a la vez, para recorrer un circuito que tuvo comienzo y llegada al mismo punto del Bulevar, para posteriormente llevar a cabo la entrega de premios sobre el escenario de la Plaza Mayor.

Un recorrido que tuvo un aire mucho más navideño que en ediciones anteriores ya que el cambio de hora, provocó que los corredores arrancaran la prueba con la noche cayendo y las calles iluminándose con las luces y decoración navideña, y con los villancicos sonando en zonas como el Bulevar.

Pese a que hubo muchos atletas que se tomaron la prueba desde el punto de vista competitiva para trabajar sus marcas personales, también los hubo que decidieron participar por tradición y por diversión. Es por ello que no faltaron los que se quitaron el traje de la vergüenza para disfrazarse, reír con los amigos o la familia y poner el toque divertido. Entre los disfraces no faltaron superhéroes y hasta una divertida chumbera, entre otros, que además optaron a uno de los seis premios que en el día de ayer se repartían, tres en categoría individual y tres en categoría colectiva.

Por otra parte, los atletas que participaron en las cinco primeras pruebas del circuito de carreras de El Ejido tuvieron ayer inscripción gratuita en la prueba.

Mientras los adultos corrían, muchos pequeños continuaron pasándoselo bien con la ludoteca abierta por el Ayuntamiento para potenciar que los padres pudieran participar en la prueba o junto a la familia en Little Park.

La San Silvestre estuvo apadrinada por Guepy, el guepardo que ya el año pasado fue diseñado como mascota de una prueba deportiva que se convierte en una fiesta del deporte con actividades para los más pequeños, premios y regalos.

La animación también estuvo presente con la participación de una charanga que acompañó a los corredores por diversos tramos del recorrido.