El PSOE ejidense se reúne con la asociación de discapacitados ‘Murgi’

El PSOE ejidense se reúne con la asociación de discapacitados ‘Murgi’
  • La agrupación socialista ejidense se ha reunido recientemente con la asociación comarcal de personas con discapacidad 'Murgi'. Al encuentro acudió Gracia Fernández Moya, diputada en el Congreso y viceportavoz del PSOE en la Comisión de Discapacidad de dicha cámara, así como su secretario general, Tomás Elorrieta.

La reunión se ha enmarcado en la ronda de encuentros que la diputada en el Congreso y militante en la Agrupación Socialista de El Ejido está realizando con las asociaciones de discapacitados de la provincia almeriense, con el fin de conocer de primera mano cuáles son los fines de estos colectivos, las condiciones en las que trabajan, las dificultades a las que se encuentran y las necesidades que tienen.

En el caso de Murgi, es una asociación centrada en el apoyo a los discapacitados de la índole más diversa, que nació en el año 2001, y entre cuyos objetivos fundamentales destaca la integración de las personas con discapacidad en la sociedad, a todos los niveles, y especialmente, en el mercado laboral, por lo que es Centro Especial de Empleo desde 2003. Así lo aseguró su presidente, Francisco Ripoll, quien subrayó durante la reunión que «el acceso al trabajo dignifica a todo el mundo, pero especialmente a las personas que tienen alguna discapacidad porque de esa manera pueden tener independencia económica, algo básico para poder integrarse en la sociedad».

Ripoll destacó que, desde Murgi, se han impulsado numerosas iniciativas en este sentido, la más importante de las cuales es la creación de un centro ocupacional cuyas obras están ya finalizadas.

Tomás Elorrieta y Gracia Fernández manifestaron su disposición a colaborar con esta asociación, que según matizó Elorrieta, «realiza desde hace años, con gran esfuerzo, y de forma desinteresada, una labor de gran importancia en nuestro municipio, ya que está haciendo posible que se integren en nuestra sociedad personas que, si no existiera este colectivo, lo tendrían muy difícil». Subraya, igualmente, que «gracias a Murgi, las personas con discapacidad intelectual que se quedaron en la calle con el cierre del centro ocupacional tienen una alternativa».

La diputada en el Congreso, por su parte, se comprometió a impulsar las modificaciones legales y presupuestarias que faciliten que la asociación acceda a las subvenciones que tiene concedidas por parte de las administraciones central y autonómica, e hizo hincapié en su compromiso de trabajar para que mejore la situación de las mujeres discapacitadas, que tiene más dificultades de integración aún que los hombres.

Fernández indicó que «nos encontramos ante un colectivo que necesita mucha colaboración por parte de las instituciones porque está en situación de desventaja, y la política de bloqueo del Gobierno central a la Junta de Andalucía no está ayudando porque está impidiendo que el Ejecutivo autónomo realice sus pagos en tiempo y forma, lo que retrasa que las asociaciones puedan hacer sus propios pagos y mantener su funcionamiento. Nosotros haremos todo lo que esté en nuestra mano para que esta situación cambie».