Costas encarga dos estudios para dar una solución a la degradación en la playa de Balerma

Góngora pide agilidad en los plazos y soluciones estructurales que rigidicen el tramo desde Balanegra hasta la Piedra del Moro

MARCOS TÁRRAGA El Ejido

El alcalde de El Ejido, Francisco Góngora (PP), mantuvo ayer una nueva reunión telemática con el Subdirector General para la Protección de la Costa, Ángel Muñoz Cubillo, y el jefe provincial de dicho departamento del Ministerio para la Transición Ecológica en Almería, Enrique López, para analizar y exigir, «nuevamente», una solución «urgente y definitiva» al «gravísimo problema» de regresión que sufre la playa, especialmente significativo en el tramo comprendido entre la Rambla de Balanegra y la Piedra del Moro, en la localidad ejidense de Balerma.

En la reunión también estuvo presente representación de la Junta Local balermera y miembros de la activa y reivindicativa Plataforma para la Defensa de la Playa de Balerma, uno de los puntales sociales en la reclamación de soluciones definitivas que acaben con la degradación costera en dicha zona del litoral.

Costas ha informado en dicho encuentro de la redacción de dos pliegos para la contratación de sendos estudios que permitan analizar la situación de la playa balermera y barajar soluciones. Uno, el primero, trata sobre 'Actuaciones de Estabilización de la Playa', con un coste de 111.000 euros y que podría estar publicado en el Boletín Oficial del Estado para el inicio del proceso contractual a principios del mes de mayo, y un segundo estudio sobre la 'Caracterización bionómica, geomorfológica y sedimentológico', dotado con más de un millón de euros y que podría estar contratado para septiembre de 2022, según el calendario que maneja actualmente el Gobierno central.

Y es que, según trasladan desde el Consistorio ejidense, la administración encargada de la gestión de las Costas apunta como solución al problema de erosión marina la ejecución de obras de regeneración con el aporte masivo de sedimento, es decir, el vertido de millones de metros cúbicos de arena a la playa, con el compromiso de continuar realizando actuaciones hasta la finalización del proyecto definitivo que otorgue estabilidad a la playa.

El regidor ejidense, Góngora, solicitó en el encuentro a Costas que «se agilicen los plazos y trámites de licitación, redacción del proyecto y contratación» y que mientras tanto se contemplen soluciones «estructurales» que «rigidicen el tramo costero completo de más de ocho kilómetros de longitud».Sin embargo, desde Costas se apuntó a que esa solución estructural tendrá que derivarse justamente de los trabajos de análisis que saldrán a concurso antes de que acabe el año.

La degradación costera en Balerma es tan agresiva que amenaza con devorar incluso algunas fincas de la primera línea costera. Y no solo agrarias, sino también domicilios particulares. Esto ha soliviantado a la población, que exige desde hace meses soluciones urgentes que eviten el riesgo para sus viviendas.