El Timón pondrá en marcha este mes la segunda edición del programa de reincorporación social

Convivencia que realizó la asociación El Timón en el Centro Penitenciario El Acebuche de Almería./
Convivencia que realizó la asociación El Timón en el Centro Penitenciario El Acebuche de Almería.

La asociación fue pionera en la provincia al iniciar en 2018 este programa dirigido a personas con enfermedad mental judicializadas

INMACULADA ACIÉN El Ejido

La Asociación de Familiares y Personas con problemas de Salud Mental en Almería El Timón, con sede en El Ejido, pondrá en marcha este mes de enero la segunda edición de su programa de reincorporación social para personas con enfermedad mental judicializadas, es decir, que hayan pasado por la cárcel, con el objetivo de ayudarlos en su reincorporación a la sociedad. Una apuesta en la que son pioneros en la provincia de Almería y que después de comenzar como programa piloto este año volverá a llevarse a cabo, tras los buenos resultados obtenidos.

«En Feafes Almería Salud Mental El Timón llevamos luchando por los derechos de las personas con enfermedad mental casi 25 años y desarrollando diferentes programas, que pueden abarcan distintos aspectos o situaciones de la vida de una persona con problemas de salud mental», explica Conchi Cruz, vicepresidenta de la asociación. Entre esos programas se encuentra esta novedosa apuesta que se inició en febrero de 2018 y del que se beneficiaron 18 personas junto a sus familias hasta el pasado 15 de diciembre.

En esta línea, Cruz señala que el objetivo que se plantea la asociación con este programa «es ser una ayuda para todas esas personas que salen de la cárcel o están próximas a salir y necesitan de alguien que las guíe, las arrope y las ayude en su reincorporación a la sociedad».

Es por ello que el pasado año 2018 para El Timón fue un año lleno de ilusiones, esperanzas y pequeños logros, «pero el camino sólo hemos empezado a recorrerlo, no podemos olvidar que la reinserción o la reincorporación social no es un trabajo que se lleve con éxito en un breve tiempo, sino que requiere de años de labor, educación, trabajo, lucha y sobretodo un enorme esfuerzo colectivo, entre entidades públicas, privadas, familias y usuarios», afirma Conchi Cruz.

Precisamente en esos cuatro pilares es donde El Timón encuentra las dificultades a las que debe hacer frente. «Entre los grandes obstáculos con los que nos hemos ido chocando por el camino son falta de programas de reinserción en los centros, el factor económico y el número de horas semanales con las que contamos de contratación de técnicos para el programa», se lamenta la vicepresidenta de la entidad.

Menos recursos, misma ilusión

Son concretamente esas dificultades de presupuesto lo que hace que esta entidad no pueda desarrollar todos los talleres, actividades, cursos y charlas de concienciación y prevención, entre otros, que haría falta.

Este año, pese a que el programa se podrá poner en marcha nuevamente, la cuantía que recibirán para desarrollarlo en forma de subvención es menor, lo que incrementa las dificultades para poder desarrollarlo con el mismo ritmo. Aún así, desde El Timón no desfallecen y aseguran que continuarán trabajando por los objetivos que les mueven.

En el resto de provincias de Andalucía, el programa de reincorporación social de personas con enfermedad mental judicializadas lleva años recibiendo las subvenciones para los dos programas relacionados con el ámbito penitenciario y judicializados, de las que Cádiz o Sevilla se sitúan como las provincias con mayor experiencia, ya que llevan más de 10 años de desarrollo e intervención.

A través de este programa El Timón se convierte en acompañante para todo, «desde estar pendientes de sus citas médicas, a controlar la medicación, mediar con la familia, la gestión de documentación, la derivación incluso a las instituciones que sea necesario o la orientación en materia de empleo», indica Cruz.

 

Fotos

Vídeos