El recibo del agua sube un 30% en El Ejido

José Andrés Cano, José Francisco Rivera y Dionisio Martínez, durante la rueda de prensa de ayer. /I. A.
José Andrés Cano, José Francisco Rivera y Dionisio Martínez, durante la rueda de prensa de ayer. / I. A.

La subida responde a la necesidad de asumir el incremento del coste del agua desalada que se consumirá este año y el pago de la tasa de extracción de agua del acuífero del Poniente

INMACULADA ACIÉN El Ejido

El Pleno del Ayuntamiento de ElEjido aprobará mañana una subida en el recibo de agua de los vecinos de ElEjido de un 30%, a través de la moción de urgencia que presentará el equipo de gobierno para ello.

Un coste que verán incrementado en los próximos meses cuando finalice el proceso necesario para aprobar su subida y que incluye tanto su publicación oficial como su exposición pública, período de alegaciones y subsanación. Un tiempo que puede variar entre los dos y los cuatro meses aproximadamente.

En este sentido, el portavoz del gobierno local, José Francisco Rivera, explicó ayer que este incremento se debe a que se ha producido una variación en los costes de producción derivado de dos circunstancias. «Una, el incremento previsto para este año 2018 en el consumo de agua desalada y la segunda es una tasa por la extracción de los acuíferos acordada por la Junta Local de Usuarios», señaló Rivera.

En este sentido, el portavoz municipal indicó que «la desaladora se va a poner a producir al 100% para producir los 30 hectómetros cúbicos al año para los que está capacitada y lo que no estamos consumiendo Ayuntamientos como El Ejido o Vícar va a pasar a cubrir las necesidades de agua que tienen los agricultores».

De esta manera, Rivera apuntó que los agricultores pagarán el agua que obtengan de la planta a 0,20 céntimos, que es el precio medio al que suelen consumir en esta zona para la agricultura sin tener en cuenta los distintos orígenes de donde reciben ese agua, «y el diferencial hasta cubrir los 0,55 céntimos que cobra la desaladora, aproximadamente, se va a repercutir a los Ayuntamientos».

Esto significa, según explicó Rivera, que «para 2018 el consumo de agua desalada se va a ver incrementado en 1,2 hectómetros cúbicos y esto va a suponer un incremento de costes de 1.125.000 euros. Y por otro lado, la tasa de extracción del acuífero establecida por la Junta Central de Usuarios asciende a 1.124.000 euros. Entre ambos conceptos se van a incrementar los gastos anuales en 2.248.000 que trasladamos a la tarifa».

En este sentido, el portavoz municipal hizo hincapié en que «el origen de esto es la sobre explotación del acuífero, que está en una situación extrema y que necesita de un plan de choque desde hace muchos años».

Se avecinan más subidas

Sin embargo, esta no será la única subida que vean los vecinos en su recibo de la luz a corto y medio plazo. Como explicó Dionisio Martínez, jefe de área de Obras Públicas, «se avecinan varias subidas. Ahora mismo estamos en un consumo de agua desalada en 1,2 hectómetros cúbicos y ese consumo viene como consecuencia de que prevemos que a partir del mes de julio vamos a abastecer toda la costa de agua desalada para sustituir el pozo de la Cuesta de los Alacranes que tiene unos niveles de cloruro inadmisibles. Este año vamos a consumir seis meses agua desalada con esa conexión, pero el año que viene será todo el año. Eso va a suponer que el incremento de agua desalada será en torno a 2 hectómetros cúbicos, ahí va a haber otra subida». Asimismo, Martínez habló del canon local de inversiones que el año pasado finalmente no se llegó a aplicar. «Tenemos pendiente ese canon local de inversiones, aún no aprobado ni tramitado, ese sí es finalista y será por el período necesario para amortizarlo». Y es que son muchas las obras que es necesario acometer por parte del Ayuntamiento en relación a este servicio de agua.

Martínez señaló que «en Balerma vamos a intentar hacer la conexión de la desaladora a los depósitos, que permitirá consumir agua desalada en toda la costa, y lo vamos a intentar asumir con el fondo de renovación de redes. Pero además tenemos que mejorar los sistemas de distribución de agua de los pozos de Ejido Norte y Santa María del Agua y mejorar la conexión desde la zona alta a la costa, para que llegue el agua con mayor facilidad. Necesitamos renovar uno de los depósitos de Almerimar en estado lamentable y renovar muchas redes en zona de Ejido Beach, de las cuales algunas ya están a medias.

Aguas terciarias

Otro proyecto en marcha es el uso de aguas terciarias para el riego de zonas verdes. Un proyecto que actualmente está en fase de pruebas con el parque municipal. «Se está ya bombeando el agua desde la depuradora hasta la antigua depuradora que se está usando como depósito de riego, junto al parque, y llevamos dos semanas de pruebas. Lo que estamos viendo es período de almacenamiento máximo porque es un agua que va cargada de materia orgánica. Pero creo que vamos a poder usar por lo menos en riego de zonas verdes para este verano. El riego del campo de golf a lo mejor se re

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos