El PSOE responsabiliza al gobierno local de problemas con el agua en Matagorda

El PSOE responsabiliza al gobierno local de problemas con el agua en Matagorda

El gobierno local apunta a bajada de presión puntual por una avería

INMACULADA ACIÉN El Ejido

El partido socialista de El Ejido salió ayer a la palestra para señalar al Ayuntamiento y responsabilizar al equipo de gobierno local de los «graves problemas» que están padeciendo los vecinos de Matagorda por la escasa presión que tiene el agua desde que comenzara el verano.

Así lo asegura el secretario general de la formación socialista en El Ejido José Miguel Alarcón, quien afirmó que «el agua llega a Matagorda sin presión ni para encender un calentador, ni para poner una lavadora, ni para otras muchas cosas que hacen falta a los vecinos para su vida cotidiana». Asimismo, Alarcón señaló que esta situación no es nueva sino que la están sufriendo los vecinos de este núcleo urbano «desde el principio del verano, y ya está bien, que hoy es 27 de agosto (por ayer), y el equipo de gobierno no ha movido un dedo para acabar con este problema».

En esta línea, el también portavoz del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de El Ejido hizo hincapié en que «este problema se debe a que en verano aumenta considerablemente la población en Balerma y Ejido Beach, lo que hace que en estas zonas crezca el consumo de agua y no llegue con la misma presión de siempre a Matagorda, que está más arriba».

No obstante, Alarcón matizó que el hecho de que «tenga explicación no quiere decir que no se pueda solucionar y un Ayuntamiento no debe consentir que parte de sus vecinos sufran las consecuencias de lo que sucede en otras zonas del municipio».

Un problema cíclico

Por otra parte, el Secretario General de los socialistas ejidenses recordó que «esta situación no es nueva, ya que todos los años, en verano, se duplica o triplica la población en Balerma y Ejido Beach, así que el equipo de gobierno debería tener la delicadeza de activar los mecanismos que sean necesarios para que en Matagorda no baje la presión del agua y sus vecinos podamos seguir desarrollando nuestra vida con normalidad».

En esta misma línea, José Miguel Alarcón mostró su malestar y afirmó que «en Matagorda estamos ya un poco hartos de sentirnos ciudadanos de segunda, porque a la hora de pagar impuestos y tasas, pagamos lo mismo que todo el mundo, pero a la hora de recibir servicios, no somos como los demás», al tiempo que pidió al alcalde de El Ejido, Francisco Góngora que no ignore los problemas de sus vecinos y «actúe de una vez para que el agua llegue como tiene que llegar, y no espere a que acabe el verano».

Respuesta del gobierno local

Ante las acusaciones del partido socialista, desde el gobierno local salió ayer mismo al paso para asegurar que el PSOE miente a los vecinos de Matagorda y que la bajada de presión en el agua fue un problema puntual debido a una avería.

El portavoz municipal, José Francisco Rivera, indicó que «la falta de presión a la que se refiere el socialista, es a la correspondiente a una avería puntual que tuvo lugar el pasado jueves y que quedó solventada al día siguiente, sin mayores consecuencias ni trascendencia».

El responsable local detalló que «para dar una solución a esta incidencia fue preciso reducir la presión del agua de uso doméstico hasta que los operarios de la empresa Aguas de El Ejido pudieran solucionar el problema, restituyéndose la normalidad al día siguiente».

Asimismo, Rivera negó que exista una disminución generalizada en la presión durante agosto e indicó que en la mañana de ayer «un equipo de técnicos con el gerente de Aguas de El Ejido a la cabeza se ha desplazado hasta este núcleo para realizar las comprobaciones oportunas; constatándose que las mediciones responden a los parámetros normales».

El portavoz municipal añadió al respecto que se realizaron pruebas en varias zonas de Matagorda durante las horas de mayor consumo, entre ellas en la calle Ibiza, donde se obtuvieron entre 1.700 y 1.800 kilos por centímetro cúbico a partir de las dos de la tarde que es cuando se dispara la utilización de agua en los hogares; mientras que en la parte media de este barrio, en las inmediaciones a la farmacia, se llegó a los 2.200 kilos por centímetro cuadrado.

Unos datos que según Rivera apuntan a una presión dentro de los indicadores habituales y que «para nada responden a un descenso en el caudal del agua» e indicó que no les consta «que haya habido ningún tipo de queja vecinal», sobre este tema.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos