El Psoe pide ampliar la rebaja fiscal al pepino y al pimiento

José Miguel Alarcón, Sánchez Teruel, Andrés Góngora y Sonia Ferrer durante la reunión. / I. A.
José Miguel Alarcón, Sánchez Teruel, Andrés Góngora y Sonia Ferrer durante la reunión. / I. A.

El secretario provincial de la formación política califica de «injusta, corta y caprichosa», la actual rebaja y asegura que adoptarán diferentes iniciativas en el Congreso ante este tema

INMACULADA ACIÉN El Ejido

El secretario general del Psoe de Almería, José Luis Sánchez Teruel, y el secretario general del Psoe en El Ejido, José Miguel Alarcón, se reunieron ayer con el secretario general de Coag en Almería, Andrés Góngora, para analizar la situación en la que se encuentra el campo almeriense tras el anuncio publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pasado 2 de abril de rebaja fiscal para determinados productos hortofrutícolas.

En este sentido, Sánchez Teruel aseguró no entender esta rebaja fiscal, a la que calificó de «injusta, corta y caprichosa». Así, el secretario provincial del Psoe explicó que es injusta porque no se aplica la misma rebaja fiscal a todos los agricultores que han sufrido las mismas circunstancias, como es el caso fundamentalmente de los productores de pimiento y pepino, teniendo en cuenta que en el Poniente almeriense «el 85% de los productores cultivan pimiento y pepino».

De igual manera, Sánchez Teruel defendió que es una rebaja caprichosa «porque a los productores de pimiento y pepino en la provincia de Granada sí les aplican la rebaja fiscal», al tiempo que señaló que es una rebaja fiscal corta, puesto que desde la formación socialista se considera que «debería haber sido mayor y más intensa».

Por otra parte, Sánchez Teruel criticó el hecho de que la provincia de Almería es la última de la fila en los Presupuestos Generales del Estado «y ahora resulta que somos los primeros de la fila a la hora de pagar impuestos».

Ante esta situación, desde el Psoe piden al ejecutivo central que reconsidere la rebaja fiscal y la amplíe a los productores de pimiento y pepino. Asimismo, Sánchez Teruel aseguró que adoptarán diferentes iniciativas en el Congreso de los Diputados para que la ministra de Agricultura ofrezca explicaciones al respecto.

Por su parte, el secretario general del Psoe de El Ejido hizo hincapié en la discriminación del municipio ejidense con respecto a otras zonas de España. «Primero ha sido el agua con respecto a los murcianos y ahora han sido nuestros pimientos y nuestros pepinos respecto a la provincia de Granada».

Ronda informativa

Durante la reunión, la organización agraria Coag anunció que van a llevar a cabo una ronda de asambleas informativas por el Poniente almeriense para informar a los agricultores, al tiempo que su secretario general aseguró que «si no se hace una rectificación rápida y se abre esa interlocución con el Ministerio acabará con procesos de movilización».

Desde la publicación en el BOE de la rebaja fiscal, Coag trasladó a los partidos políticos con representación en el ámbito nacional la necesidad de pedir explicaciones y modificar esta rebaja fiscal.

Asimismo, esta organización mostró ayer su malestar por el hecho de que antes de la publicación de la rebaja fiscal no se consultara y se tuviera en cuenta la opinión de las entidades agrarias.

Con la actual orden planteada por el ejecutivo central los agricultores de calabacín y de tomate se pueden beneficiar de una rebaja fiscal del 30%.

Por otra parte, Andrés Góngora recordó que la competencia para medir los efectos que la agricultura ha tenido que soportar durante 2017 lo tiene la consejería de Agricultura y que la rebaja fiscal tal y como dicta la ley de módulos fiscales se puede aplicar por incidencias climatológicas que hayan afectado a los cultivos o por enfermedades y plagas, y eso quien lo evalúa en la provincia de Almería es la consejería de Agricultura. Así, Góngora hizo hincapié en que «quienes tienen a los técnicos en el campo son la consejería de Agricultura y las organizaciones agrarias. El Ministerio no puede desoír las peticiones que se hacen desde la consejería de Agricultura porque el ministerio, ni el de Agricultura ni el de Hacienda, tiene competencias ni técnicos en el campo».

En esta línea, el delegado del gobierno en Andalucía anunció hace unas semanas que habrá una corrección de errores de esta orden pero desde Coag temen que la corrección no sea la más adecuada, ya que continúa sin establecerse un marco de interlocución con las organizaciones agrarias. «Mucho me temo que se va a volver a meter la pata y la mano en el bolsillo de los agricultores, porque así no se puede seguir haciendo las cosas», sentenció el secretario general de Coag en Almería.

 

Fotos

Vídeos