Más de 500 personas participan en la I Carrera Solidaria de Altea en Almerimar

Joanne Barfoot recibió un homenaje y placa de Altea antes del inicio de la prueba. /I. A.
Joanne Barfoot recibió un homenaje y placa de Altea antes del inicio de la prueba. / I. A.

El dinero recaudado se destinará íntegramente a los proyectos que lleva a cabo esta asociación en pro de la mejora de la calidad de vida de las personas con autismo en la provincia

INMACULADA ACIÉNEl Ejido

Más de 500 personas han participado esta mañana en la I Carrera Solidaria de la asociación Altea Autismo Almería. Una carrera que tenía como objetivo recaudar fondos para que esta entidad pueda continuar desarrollando los diversos proyectos que lleva a cabo con las alrededor de 140 familias que la integran y en pro de la mejora de la calidad de vida de las personas con autismo en la provincia de Almería, al tiempo que también sirvió como acción de concienciación y sensibilización sobre el autismo, hecho que cada vez afecta a más menores.

Alrededor de las diez de la mañana tomaron la salida los participantes de la carrera de 10 kilómetros y pocos minutos después fueron los participantes de la marcha solidaria de 5 kilómetros los que tomaron la salida. Una marcha solidaria compuesta por un gran número de familias que junto a los pequeños no quisieron perderse esta importante cita deportiva y solidaria.

Antes del inicio de la prueba se llevó a cabo un homenaje a la atleta del club Murgiverde Joanne Barfoot «una persona que tras conocer a nuestros niños se le pintó ese corazón tan solidario que tiene de color azul. Una persona que sudó y se esforzó como nadie en la Maratón de Londres, corriendo con un calor insoportable para recaudar fondos por y para Altea», explicó Mari Carmen Almagro, presidenta de Altea, quien añadió que fue una acción «para que por primera vez los niños con autismo de Almería puedan disfrutar de unos campamentos de verano inclusivos y adaptados a sus necesidades».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos