«Nunca habíamos visto un tornado así»

El paso del tornado ocasionó graves daños en el mobiliario urbano./R. S.
El paso del tornado ocasionó graves daños en el mobiliario urbano. / R. S.

Un gran tornado arrasa más de 150 hectáreas y siembra el caos en El Ejido

Fran Gavilán
FRAN GAVILÁNAlmeria

Las fuertes rachas de viento y las lluvias intensas casi siempre son sinónimos de caos en la provincia de Almería. Y ayer volvió a quedar demostrado en cuestión de minutos en el Poniente almeriense, donde un gran tornado, junto a otros de menor magnitud, recorrieron diferentes núcleos del término municipal de El Ejido y arrasaron literalmente todo lo que encontraron a su paso.

El balance de los daños es provisional pero ya es demoledor: más de 150 hectáreas de invernadero destrozadas, desperfectos en mobiliario urbano, así como en vehículos y viviendas. Así lo indicaron ayer fuentes del Ayuntamiento de El Ejido, quienes advirtieron de que la cifra de daños aumentará previsiblemente cuando se haga un exhaustivo recuento en los próximos días.

Según señalaron ayer a este periódico fuentes del Servicio de Emergencias del 112, los hechos sucedieron en torno a las 11.40 horas, cuando varios particulares alertaron de la presencia de un tornado en diferentes puntos que estaba dejando restos en la calzada.

El Ayuntamiento habilitará a partir de mañana una oficina para los agricultores afectados por el tornado

Algunas de esas llamadas entraron por parte de conductores que pasaban en ese momento por la Autovía A-7, a su paso por el término municipal de El Ejido, en la que se estaban llevando a cabo labores de limpieza al caer abundante plástico procedente de invernaderos cercanos, que quedaron totalmente destrozados por el paso del tornado.

Un hecho que obligó a la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil a regular el tráfico durante una hora aproximadamente y a cortar uno de los carriles que de la citada autovía en dirección al municipio ejidense.

Todo hace indicar que el tornado que causó ayer más daño se introdujo por el litoral de Balerma y recorrió diferentes núcleos ejidenses hasta diluirse en el norte de Santa María del Águila. «Se formó un torbellino enorme, que más bien parecía un tornado». Así lo indicaron ayer a este periódico vecinos de Almerimar, uno de los núcleos urbanos de El Ejido que se llevaron la peor parte del temporal, que ayer mantuvo en alerta amarilla a casi todo el territorio almeriense.

«Nunca se había visto»

Para encontrar un tornado tan virulento en El Ejido hay que remontarse a 2005, cuando un fenómeno meteorológico de estas características arrasó unos 60 invernaderos, menos de la mitad que el tornado que visitó ayer a los ejidenses.

De hecho, los testigos lo definieron como «algo que aquí no se había visto nunca», un fenómeno que se produjo «sin excesivamente viento», indicaron.

Los daños más fuertes, al margen de las hectáreas invernadas, se registraron en Almerimar, concretamente en la zona del Lago Victoria del núcleo ejidense, donde al parecer el paso de este fenómeno meteorológico destrozó varias casetas, algunas terrazas de comercios y vivienda, además de provocar la caída de diversos árboles por la zona, de manera que una vía quedó cortada al tráfico.

El fenómeno meteorológico también se cebó especialmente con algunas zonas de Balerma, pasando por Guardias Viejas; desde la carretera de Almerimar al centro comercial El Copo; la Loma de la Mezquita, dónde los daños en el mobiliario y en vehículos aparcados en la vía pública fueron muy cuantiosos; el pabellón de deportes y el norte de la barriada de Santa María del Águila.

El alcalde, Francisco Góngora, visitó, junto al concejal de Obras Públicas, José Andrés Cano, los invernaderos afectados, mientras que los inspectores rurales hicieron una evaluación de los daños y el edil de Agricultura, Manuel Gómez, trabaja con técnicos municipales para elaborar un plan de acción.

A las zonas más afectadas también acudieron el subdelegado del Gobierno en Almería, Andrés García Lorca, y el delegado de Agricultura de la Junta en Almería, José Manuel Ortiz Bono, entre otras autoridades.

Según confirmaron ayer fuentes del Consistorio ejidense, el Ayuntamiento habilitará a partir de mañana una oficina técnica donde los agricultores afectados por el tornado podrán elaborar los informes de daños en invernaderos de cara a la solicitud de las posibles ayudas que las diferentes administraciones puedan articular.

Por su parte, las organizaciones agrarias estimaron que los daños provocados por varios tornados podrían afectar a más de 200 hectáreas. Así lo indicó a este periódico, el presidente de Asaja Almería, Francisco Vargas, quien señaló que el temporal ha afectado a todo tipo de invernaderos.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos