La Fura del Baus regresa a sus orígenes con 'ADN' en el Festival de Teatro de El Ejido

La Fura del Baus regresa a sus orígenes con 'AND' en el Festival de Teatro de El Ejido
  • La obra se estrena a nivel nacional y es una vuelta al inicio "analógico" de la compañía

El Festival de Teatro de El Ejido (Almería) acoge el estreno nacional de La Fura del Baus 'ADN', un montaje en el que la compañía catalana regresa a sus orígenes con una recopilación de sus tres grandes producciones, las más brutales, Accions, Suz-o-Suz y Tier Mon.

El espectáculo se representará el jueves y viernes, 9 y 10 de junio, en el Pabellón de Deportes, el mismo espacio en donde este miércoles La Fura lo ha presentado en un acto en el que ha estado el alcalde, Francisco Góngora; la concejal de Cultura; Julia Ibáñez; el director creativo, Jürgen Müller; y su ayudante de dirección, Judy Lomas.

Góngora ha definido a este grupo de "transgresor", ya que hace que "sus espectáculos sean únicos, muy especiales y que se vivan con gran intensidad". En este sentido, se ha referido al estreno de 'ADN' como "un importante atractivo más dentro del Festival para continuar innovando y enriqueciendo esta importante cita cultura". Por todo ello, ha querido mostrar su agradecimiento a la compañía por "haber elegido a la ciudad para presentar su último trabajo y sobre todo, hacerlo coincidir con el Festival".

'ADN' es una selección de algunas de las mejores escenas de los comienzos de la compañía que cambiaron la historia del teatro y rompieron la tradicional frontera entre público y actor/ejecutor. Müller ha explicado que "esta retrospectiva nace de la necesidad de reivindicar una experiencia directa de participación, catarsis y estética, tan lejana en los tiempos tecnológicos y virtuales en los que vivimos".

La Fura es excentricidad, innovación, adaptación, ritmo y evolución. Su director creativo se ha referido a todo ello a la hora de explicar lo que llevó a la compañía a trabajar en esta representación. "El germen de la obra nació en el seno de uno de los festivales de teatro más prestigiosos de Alemania, el Fusion Festival de Larz, donde el director del mismo nos propuso crear algo nuevo y diferente, algo sobre La Fura de antes de los Juegos Olímpicos de 1992".

Fue entonces cuando, según Müller, "empezamos a trabajar en la elaboración de una antología en la que utilizamos las mejores secuencias de la primera trilogía mezclándola con los conceptos de la dramaturgia rítmica, dando como resultado un espectáculo que fuimos modificando". El resultado, tal y como detalla, "es una muestra de lo que es el auténtico teatro de lenguaje 'furero' en analógico, sin tecnología alguna".

Por su parte, Judy Lomas, ayudante de dirección, ha incidido en que este trabajo "representa una oportunidad para que las nuevas generaciones puedan experimentar una vivencia directa de las cosas, alejada del mundo tecnológico que nos mantiene fuera de la esencia emocional de las cosas". Es por ello que, "se trata de una obra interactiva y en la que el público será una parte importante de la misma ya que no permanecerán como individuos pasivos, hecho que representa una alegoría de la sociedad actual".

Tal es así, que en este espectáculo el público estará en pie e inmerso en acciones llenas de energía, movimiento y fuerza. Y los más jóvenes tendrán la oportunidad de conocer los inicios y primeras producciones de La Fura de los años 80, siendo un espectador participativo y no pasivo.

La Fura regresa al municipio para romper, una vez más, los esquemas tradicionales del teatro, sacará al público del patio de butacas y le invita a ponerse calzado y ropa cómoda para disfrutar con los cinco sentidos de un montaje en un espacio escénico diferente lo que, ya de por sí, es algo tan diferenciador como atractivo. El primer edil se ha mostrado convencido de que "no dejará indiferente a nadie, volverán a sorprender con su montaje escénico y conseguirán provocar a los asistentes".

Se trata de la quinta ocasión que la Fura participa en el Festival de Teatro, siendo la primera en 1996 con la obra 'Manes'; posteriormente en 2004 con 'Matria' en el barco Naumun, que durante días permaneció anclado en el Puerto Deportivo de Almerimar; en 2008 con 'Imperium'; y la última ocasión en 2014 con 'Res'.