El Ejido arranca su Semana del Medio Ambiente con la muestra sobre los faros de Almería

El alcalde, ediles y el historiador, ayer durante la presentación de la muestra desde el Consistorio.
El alcalde, ediles y el historiador, ayer durante la presentación de la muestra desde el Consistorio. / IDEAL
  • La exposición se puede visitar toda esta semana desde el Patio de Luces del Ayuntamiento ejidense

El Ejido arrancó ayer su Semana del Medio Ambiente, con la inauguración de la exposición ‘Lo demás es oscuridad’ sobre los faros de Almería que, hasta el próximo 9 de junio, podrá visitarse desde el Patio de Luces del Ayuntamiento. En el acto de inauguración, al que acudió el regidor ejidense, Francisco Góngora, señaló que «con este programa de eventos queremos motivar a los ciudadanos para que se conviertan en agentes activos del desarrollo sostenible y equitativo, que la población adopte una actitud proactiva, así como fomentar la cooperación ciudadana para el cuidado del medio ambiente. Todo ello, a través de doce actividades gratuitas y diferentes».

Una presentación a la que también quiso acudir el historiador Mario Sanz, quien recordó que se trata de «un homenaje a los faros de Almería, diseñado y puesto en marcha en 2013, aprovechando el 150 aniversario de los más antiguos de la provincia que son el de Cabo de Gata, Mesa Roldán y Roquetas de Mar». Al mismo tiempo, Góngora agradeció la charla que posteriormente por la tarde el historiador realizó desde el Auditorio, sobre los faros de Punta de Baños y Punta Entinas. La muestra incluye las maquetas de los faros de Almería, cedidas por la Autoridad Portuaria, y paneles informativos con fotos y planos, diseñados por Ernesto Pedalino e impresos por el Instituto de Estudios Almerienses. Entre los artistas que cedieron material se encuentran Carlos Pérez Siquier, Felipe Ortiz, Adriana Mitfessel, o Jesús Contreras, así como Antonio Egea, Encarna Escudero, Ignacio Lleó o Isabel Gómez Moreno.

El autor indicó que «además de realizarles un homenaje, queremos acercarlos a la sociedad y destacar públicamente el papel que desempeñan. Demostrar que son algo muy nuestro, edificios históricos y singulares que merecen conservarse y cuidarse, evidenciando que los faros siempre han sido mucho más que señales marítimas».