La Guardia Civil acerca la labor de sus unidades a más de 800 escolares

fotogalería

El helicóptero que aterrizó en la explanada del Puerto de Almerimar encantó a los pequeños. / E. GRANJA

  • Seprona, Policía Judicial, Tráfico, un helicóptero y un buque patrullero hicieron las delicias de los niños, quienes quisieron tocar y subir a todos y cada uno de los vehículos

Desde el Seprona hasta Tráfico o la Unidad de Servicio Marítimo, pasando por los antidisturbios, y con medios como una embarcación patrullera, motocicletas, todoterrenos y furgonetas de todo tipo, y hasta un helicóptero que deslumbró a los más de 800 escolares que acudieron en la mañana de ayer a la exhibición que la Guardia Civil de Almería realizó a través de sus diferentes unidades, junto al Puerto Deportivo de Almerimar.

Esta iniciativa que se dirige a los estudiantes de Primaria, pudieron ver de cerca los equipos y efectivos con los que cuenta la Guardia Civil, y adentrarse en sus diferentes servicios, desde su unidad de helicópteros, hasta el Servicio de Protección a la Naturaleza, Tráfico, Policía Judicial, Servicio Cinológico, la Unidad de Seguridad Ciudadana, el equipo de actividades subacuáticas, así como la patrullera ‘Río Almanzora’.

De este modo, los escolares pudieron subir a bordo del buque patrullero, y acercarse al helicóptero, el cual no dudaron en tocar una y otra vez, atraídos por la gran curiosidad que desprendía para ellos este gran despliegue de medios, que se desarrolló en la explanada junto a la Torre del Puerto de Almerimar. En grupos reducidos, los pequeños pudieron pasar por todas y cada una de las unidades, interesarse por su funcionamiento y equipamiento y disipar todas sus dudas. Sirenas y dispositivos de emergencia fueron otros de los grandes atractivos para estos estudiantes ejidenses. De igual modo, el alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, acudió a esta exhibición convocada y organizada por la Guardia Civil, para participar en ella junto al comandante jefe de la Guardia Civil de El Ejido, Sergio Peñaroya. Los alumnos pudieron comprobar cómo es el trabajo de los perros adiestrados que detectan sustancias estupefacientes o explosivos, y ver cómo los propios agentes actúan en estos casos.

Sin duda, subir a los diferentes vehículos, y descubrir de cerca los materiales y el equipamiento de la Guardia Civil, como chalecos, escudos o cascos, entre otros. Material que causó entre ellos una gran expectación y que les sirvió para llevarse aún un mejor sabor de boca con el que concluir la jornada.