Más de 90 menores participan del proyecto ACA de Cruz Roja

En el aula itinerante los alumnos participan de talleres diversos enfocados a resolución de conflictos o prevención contra el bullying, entre otros. /I. A.
En el aula itinerante los alumnos participan de talleres diversos enfocados a resolución de conflictos o prevención contra el bullying, entre otros. / I. A.

El Aula de Convivencia Alternativa de esta organización ha recibido una ayuda deLa Caixa para continuar desarrollando su labor durante este 2018

INMACULADA ACIÉN El Ejido

Hace dos años que la asamblea local de Cruz Roja ElEjido puso en marcha un novedoso proyecto como es el Aula de Convivencia Alternativa (ACA). Una iniciativa que comenzó con la colaboración con dos institutos del municipio como fueron el IES Murgi y el IES Fuentenueva y que actualmente ya da apoyo a un total de nueve centros que imparten Educación Secundaria Obligatoria (ESO) en El Ejido. De hecho, durante el primer trimestre de este curso académico 91 menores ya han sido atendidos por parte de Cruz Roja El Ejido, a través del ACA.

Un crecimiento que se hace difícil de mantener por la necesidad de recursos, pero que recientemente ha obtenido una ayuda de La Caixa de alrededor de 16.500 euros para poder seguir creciendo y mejorando en su servicio.

«Esta subvención nos permite contar con más recursos para finalizar este curso académico e iniciar de nuevo el proyecto a comienzos del siguiente», explica Lola Pérez, técnico de Cruz Roja en la asamblea local de ElEjido y responsable del Aula de Convivencia Alternativa.

Aula itinerante

En esta línea, lo que inicialmente comenzó siendo un proyecto de aula destinada a menores que estuvieran cursando la ESOy que fueran expulsados de sus centros, ha ido creciendo para crear también un aula itinerante.

A través del ACA ubicado en la calle Sierra Nevada, Cruz Roja ofrece ayuda a los menores expulsados de sus centros tanto en el refuerzo de las tareas académicas que estos jóvenes tienen que desarrollar durante s expulsión como también en forma de talleres de desarrollo personal, como orientación vocacional, igualdad, coeducación o educación emocional.

«Nos llegan casos muy diversos pero en general suelen ser chicos con una trayectoria de fracaso escolar a la espalda y cuyos padres no pueden hacer un seguimiento de su formación por diversos motivos; en otros casos se trata de menores con una aversión hacia el tema académico que se aburren en clase y tienden a conductas disrruptivas», comenta la responsable de este programa.

Talleres para padres

Asimismo, desde esta ACA presencial se trabaja con las familias de estos menores. «Primero llevamos a cabo una entrevista con ellos y en ella se les da la posibilidad de que participen en talleres para padres, ya que casi todos se ven desbordados por la situación, la adolescencia es complicada y muchas veces les faltan recursos y habilidades para gestionar la situación», señala Lola Pérez.

Sin embargo, no todos los padres que tienen un hijo que es expulsado disponen de los medios o el tiempo para poder llevarlo a este aula presencial. Es por ello que el pasado curso se puso en marcha el Aula Itinerante, que tiene como principal objetivo trabajar la prevención y evitar que se llegue al caso de la expulsión en el menor, trabajando para ello de manera muy estrecha con el aula de convivencia de los centros.

En este Aula Itinerante se desarrollan principalmente talleres relacionados con la resolución de conflictos de forma no violenta, los insultos y la prevención contra el bullying.

«El tema de bullying es muy frecuente y lo trabajamos en estos talleres a demanda de los centros educativos. De hecho, este aula itinerante nace por petición de los propios centros educativos, ya que los institutos de los núcleos urbanos se interesan por el proyecto y quieren participar», explica Lola Pérez.

En esta línea, este aula itinerante se convierte en una herramienta para los centros en su trabajo diario para combatir los problemas de conducta bien con otros compañeros, hacia el profesor o dentro del aula.

Actualmente los centros que están participando en este proyecto educativo y social son los IESMurgi, Fuentenueva, Pablo Picasso, Luz del Mar, Santo Domingo, Mar Azul de Balerma, Francisco Montoya de Las Norias, Santa María del Águila y el colegio de Pampanico, cuya participación se ha iniciado este curso, ya que cuenta con los líneas de Secundaria.

Voluntariado

Por otra parte, Lola Pérez hace hincapié en que «esta tarea la podemos llevar a cabo gracias al equipo de voluntarios de Cruz Roja porque sin ellos sería imposible». Este curso, Cruz Roja ElEjido ha contado además con el apoyo de personal cedido por parte del Ayuntamiento de ElEjido.

En este sentido, desde la asamblea local de ElEjido de Cruz Roja se hace un llamamiento a la necesidad de voluntariado. «Cuantos más somos más enriquecemos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos