Mañana de cuentos y magia con el escritor Fran Pintadera

Fran Pintadera, durante la actuación en la Sala B del Auditorio. /I. A.
Fran Pintadera, durante la actuación en la Sala B del Auditorio. / I. A.

La Sala B del Teatro Auditorio de El Ejido se llenó de familias para disfrutar con un espectáculo enmarcado en la Semana del Álbum

INMACULADA ACIÉN El Ejido

La Sala B del Teatro Auditorio de El Ejido se llenó en la mañana de ayer para disfrutar de la magia, la diversión y la imaginación con que el escritor y narrador de cuentos infantiles Fran Pintadera engancha a sus historias a los más pequeños.

Un espectáculo que se enmarca dentro de la celebración de la Semana del Álbum que están celebrando diferentes editoriales españolas durante estos días, y que en el caso del municipio ejidense se ejemplifica en esta iniciativa que se realizó en coordinación con la Asociación ¡Álbum!, formada por las editoriales independientes más prestigiosas de la literatura infantil.

Una iniciativa que tiene la idea no solo de dar a conocer este tipo de libros, sino dar el valor y tratar con el mimo que se merece al álbum ilustrado.

De esta manera, Fran Pintadera, utilizó algunos de sus libros para guiar un espectáculo que duró algo menos de una hora y que hizo participar a padres y niños, les arrancó la sonrisa y también los aplausos durante diferentes fases de la actuación.

Este espectáculo familiar, que demostró con el lleno en la Sala B que las familias están deseosas de actividades para los más pequeños de la casa, se inició con el cuento Hay que Salvar a Mamá, de la editorial Guarida. A él le siguieron otros cuentos, también con duraciones de entre cinco y quince minutos, como ¡Croak!, publicado por la editorial almeriense Libre Albedrío, Los Valientes Caballeros de la editorial sevillana Los Tres Tigres Tristes, y Una Montaña Cualquiera, que salió publicado este mismo año por la editorial catalana este año con una editorial catalana Taka Tuka.

El giro de ser padre

Hasta el momento Fran Pintadera ha publicado 14 libros, pero no siempre se dedicó a la literatura infantil. «El principal responsable de que me metiera en la literatura infantil fue mi hijo. Cuando era pequeño decidí dejar de trabajar y coger una excedencia para poder estar con él y hacíamos mucha biblioteca», explica Pintadera, quien añade que «era público muy asiduo de espectáculos de narración oral, hacía teatro y de pronto vi que se podían aunar todas las piezas como eran mis intereses como público, mi pasión nueva que había descubierto como padre y esa experiencia que ya tenía con el teatro. Y así apareció la parte de espectáculo de narración. Un tiempo después me di cuenta que la parte de escritor también la disfrutaba mucho y ahí me lancé».

Durante sus espectáculos, Fran Pintadera no ilustra, faceta que dice no dominar demasiado. Tampoco se acompaña de atrezo u otros elementos. «Lo que hago es narrar historias porque me gusta dar protagonismo a la voz y acompañarme del álbum ilustrado, que es mi compañero de trabajo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos