Luto y música en el Entierro de la Sardina y el adiós al carnaval

Decenas de personas participaron en la Plaza Mayor en el velatorio de la Sardina. /I. A.
Decenas de personas participaron en la Plaza Mayor en el velatorio de la Sardina. / I. A.

Los pequeños vivieron toda la magia de estas fiestas con disfraces entre los que no faltaron los de superhéroes y personajes de fantasía, además de princesas y animalitos

INMACULADA ACIÉN El Ejido

Los carnavales 2018 finalizaron ayer en el municipio de El Ejido con el tradicional Entierro de la Sardina. Un acto multitudinario que arrancó alrededor de las doce de la mañana en la Plaza Mayor. Lágrimas, risas y música fueron los tres ingredientes de la jornada para despedir a don Carnal y dar la bienvenida a doña Cuaresma.

Así, el Entierro de la Sardina comenzó con el tradicional velatorio con protagonismo de las viudas y las plañideras organizado por el área de Cultura del Ayuntamiento de El Ejido y protagonizado por el grupo Alejú. Figurantes y actores de negro que con grandes dosis de humor, ironía y sarcasmo lloraron la pérdida, mientras repasaron los temas y noticias de más actualidad para terminar repartiendo bollos de chocolate y anís entre los asistentes.

De esta manera, las viudas ofrecieron, previo al inicio del cortejo fúnebre por las calles del municipio, una divertida interpretación teatral, con un tono mordaz e irónico que arrancó las sonrisas de los adultos que se congregaron en la plaza junto a los más pequeños.

Los menores, por su parte, conmemoraron la festividad carnavalera con disfraces de superhéroes, personajes de fantasía tradicionales, aunque tampoco faltaron las princesas y los más pequeños de animalitos.

Por otra parte y tras el velatorio, el féretro con la sardina se trasladó hasta el Parque Municipal acompañado por la concejala de Cultura, Julia Ibáñez, por un divertido y original séquito de riguroso luto y con gesto doloroso, en soledad o compañía, así como por vecinos que se sumaron al pasacalles al ritmo de la música.

Ya en el Parque se llevó a cabo la lectura en verso del pregón de Carnaval a cargo de Martina Jiménez, técnico de Cultura, que iba disfrazada de japonesa para la ocasión. Posteriormente se procedió a la quema la Sardina, dando paso a una fiesta con gran ambiente y a una ‘Gran Sardinada’.

Por otra parte, el Carnaval también se vivió en todos los núcleos de población gracias a los actos programados por las juntas locales, siendo Las Norias, Tarambana y Pampanico los primeros en sacar los disfraces hace dos semana, mientras que este pasado fin de semana le tocó el turno a Almerimar, Balerma, San Agustín y Santa María del Águila.

Precisamente en este último núcleo la fiesta arrancó el viernes con el pasacalles infantil que organizaron los colegios Andalucía y Santa María del Águila. Los alumnos del CEIP Andalucía dieron vida a un carnaval temático con las profesiones como protagonistas, mientras que los alumnos del CEIP Santa María del Águila fueron de temática medieval, con príncipes, caballeros e incluso magos y dragones. El CEIP Jesús de Perceval, de Venta Carmona, realizará su pasacalles el jueves día 22.

Por otro lado, ya el sábado se llevó a cabo otro pasacalles con la participación de todos los vecinos del núcleo urbano. Más de 150 personas se dieron cita en este evento cultural, batiendo así récords de otros años, puesto que las asociaciones se involucraron en su participación. En este sentido, además, en esta ocasión el recorrido se cambió por lo que primero se pasó por lo alto del núcleo seguido de Venta Carmona y la vuelta al Centro Cultural.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos