Un informe del consejo escolar arroja que el 8% del alumnado requiere de apoyos específicos

Encuentro del último consejo escolar municipal celebrado ayer en el salón de plenos del Ayuntamiento ejidense, con todos los agentes implicados a nivel educativo.
Encuentro del último consejo escolar municipal celebrado ayer en el salón de plenos del Ayuntamiento ejidense, con todos los agentes implicados a nivel educativo. / IDEAL

Este órgano municipal pide afrontar desde la integración la inclusión y normalización de este colectivo en las aulas

ELIZABETH DE LA CRUZEl Ejido

El salón de plenos del Ayuntamiento de El Ejido acogió ayer la primera de las convocatorias del curso del Consejo Escolar Municipal para abordar los asuntos y demandas que resultan más prioritarias para la comunidad educativa de cara al comienzo del curso, la próxima semana. El principal tema del día centró su atención en el análisis del informe técnico que presentó la concejalía de Educación relativo a la ‘Atención a la Diversidad en el municipio’.

En este documento, elaborado por los técnicos municipales a través de los datos recabados en todos los centros educativos del término municipal de febrero a abril de este año, se recoge, por primera vez y de forma amplia, la situación de los alumnos con necesidades educativas específicas como son aquellos que presentan dificultades de aprendizaje, altas capacidades, los que precisan acciones compensatorias o que se incorporan tardíamente al sistema educativo de cara a garantizar una enseñanza de calidad, adaptada a sus requerimientos.

En esta línea, la concejala responsable de Educación, Julia Ibáñez, calificó este asunto de «prioritario», ya que «resulta de vital importancia atender, también, a un sector del alumnado que requiere atenciones educativas concretas debido a diferentes grados y tipos de capacidades personales de carácter físico, psíquico, cognitivo o sensorial o, incluso, trastornos graves de conducta». En la actualidad, como se detalló durante este encuentro, un 8% del total de los escolares del municipio; es decir 1.313 de los 16.568 se encuentran matriculados requieren de clases de apoyo educativo. Es por ello que, tal y como precisó Ibáñez, «desde el Gobierno local consideramos muy necesario velar por mejorar la calidad en la formación de todos los alumnos de nuestro municipio y, en este caso concreto, de aquellos que presentan una situación de especial vulnerabilidad a través del refuerzo y la atención individualizada».

Ibáñez quiso hacer hincapié a su vez en que «se han tenido en cuenta distintos aspectos que afectan a los escolares con necesidades educativas concretas como son los recursos humanos y técnicos con los que cuentan los centros o su adaptación a la normativa en materia de accesibilidad». De igual modo, para la obtención de todos estos datos se ha contado con la colaboración tanto del profesorado de los colegios e institutos del municipio como de las direcciones de los mismos a los que la concejala ha querido agradecer la ayuda prestada.

Más inversiones

El alcalde ejidense, Francisco Góngora, valoró de forma positiva los acuerdos de todos los miembros del consejo municipal, así como los pasos a dar en esta materia, junto al impulso de la Junta de Andalucía, que permitan una mayor agilidad en las obras de acondicionamiento y mejora de diversos colegios ejidenses. Así, Góngora insistió en que «aún restan reformas urgentes y obras que vengan a reducir ese déficit de infraestructuras educativas».

El regidor calificó de «clave» el informe realizado por el Consistorio ejidense en torno a las necesidades y carencias que sufre la comunidad educativa y los propios centros, ya que hizo posible que la Consejería de Educación entendería la demanda existente y la premura de abordar estas actuaciones para eliminar ese importante déficit de infraestructuras que tenía el municipio.

Durante la celebración del consejo municipal también se anunció la puesta en marcha de dos nuevos programas por parte del Ayuntamiento, los cuales estarán dirigidos a favorecer la integración sociolaboral de personas con diversidad funcional como son, por una parte, la incorporación de auxiliares de conserje y, por otra, la inclusión de monitores de seguridad vial en colaboración con la Policía Local.

Estas dos iniciativas se realizarán a través del programa Emplea@joven, cofinanciado por la Junta de Andalucía y el Fondo Social Europeo. A este respecto, la edil ejidense explicó que «con el primero de ellos, se reforzará la importante función y labor que desempeñan los conserjes en los centros educativos y con el segundo se ampliará la cobertura que se venía prestando hasta ahora en materia de educación vial».

Fotos

Vídeos