Góngora afirma que «El Ejido ya funciona a velocidad de crucero» a nivel económico

El portavoz municipal, el alcalde de El Ejido y la portavoz adjunta del Gobierno local, ayer. /E. GRANJA
El portavoz municipal, el alcalde de El Ejido y la portavoz adjunta del Gobierno local, ayer. / E. GRANJA

El alcalde habla de «un giro de 180 grados en tiempo récord» y recuerda que la deuda municipal se rebajó en más de 17 millones en 2016, y pasa de 266 millones a 204 millones

ELIZABETH DE LA CRUZEl Ejido

El regidor ejidense, Francisco Góngora, compareció ayer antes los medios de comunicación acompañado del portavoz municipal, José Francisco Rivera, y la edil de Cultura y portavoz adjunta, Julia Ibáñez, para hacer balance de la situación económica actual de la que hace gala el Ayuntamiento de El Ejido. De este modo, como explicó Góngora, y a apenas unos días de que se lleve a pleno la liquidación y cuenta general de 2016, Góngora apuntó que ambas fueron «formuladas en tiempo y forma, lo que significa que el Consistorio tiene todos sus documentos económicos al día. Es decir, que se cumple escrupulosamente con la normativa».

El regidor recordó la situación inicial con la que se encontraron en 2011 al tomar las riendas del Gobierno municipal que fue «la de un Ayuntamiento totalmente desmantelado, con numerosas demandas judiciales, con una Tesorería en situación de quiebra, con graves problemas financieros e inmerso en un presunto entramado de corrupción, que la justicia trata de dilucidar aún a día de hoy».

Como puntualizó, «las cuentas estaban falseadas y hasta que no realizamos las depuraciones pertinentes no nos encontramos con la realidad. Sin olvidar que el Plan de Ajuste era papel mojado y dibujaba una situación que iba a estar superada hace tres años, ya que sólo había un agujero en la Tesorería de -13.303.551 euros y, sin embargo, cerramos la liquidación del 2010 con un agujero de -91.118.626 euros».

En resumen, Góngora planteó la situación de partida que se encontró a su llegada a la Alcaldía, marcada por «un auténtico caos que hemos tenido que afrontar a base de mucha disciplina y rigor en el gasto, una gestión transparente, eficaz y eficiente». En esta línea, apostilló, «hemos aprobado todos los presupuestos con superávit, se han cerrado las liquidaciones con resultados positivos, con tres planes de ajuste, uno por año en 2012, 2013 y 2014, así como, también, nos hemos acogido a los fondos de ordenación de 2016 y 2017 para pago de sentencias fundamentalmente, y hemos ampliado la carencia de los préstamos para el pago a proveedores en tres años adicionales, con un total de 132 millones de euros». Por tanto, añadió, «estamos renovando los préstamos más gravosos a prudencia financiera, hasta un total de 27 millones de euros». Sobre este asunto, Góngora recordó que «hace unos días que se refinanciaron cuatro operaciones con Cajamar que nos han permitido ahorrarnos 4,3 millones de euros y que ha representado más del 50% del total de operaciones que tenemos».

Ante estos datos, Góngora señaló que «El Ejido ya funciona a velocidad de crucero» y prueba de ello es que cerramos la liquidación del presupuesto con un superávit superior al previsto inicialmente y hemos dado la vuelta al remanente de Tesorería, pasando de ser negativo, un agujero de -114 a un remanente positivo en casi 2 millones de euros». Como dato importante, el alcalde concretó que «se ha reducido la deuda global del Ayuntamiento un año más. Así, en 2016 se rebajó en más de 17 millones, pasando de los 266 millones que arrojaba la cuenta general de 2012 a los 204 millones. Es decir, cerca de 62 millones en cuatro años y eso después de haber pagado más de 53.000.000 euros en intereses en estos seis años».

En lo relativo al periodo medio de pago a proveedores en el último año fue de 7,43 días, según los datos del Ministerio de Hacienda del pasado mes de abril, de manera que El Ejido se sitúa como el cuarto Ayuntamiento mejor pagador». Por todo lo planteado, Góngora avanzó que el futuro más cercano pasa por recuperar la inversión municipal.

Fotos

Vídeos