El Ejido rinde homenaje a la Corporación que le impulsó hace 35 años

Alcalde, concejales, autoridades, así como deportistas, empresarios y colaboradores galardonados en los XXV Premios del Deporte Ejidense, tras el acto institucional.
Alcalde, concejales, autoridades, así como deportistas, empresarios y colaboradores galardonados en los XXV Premios del Deporte Ejidense, tras el acto institucional. / E. GRANJA

Góngora hace mención «a la responsabilidad, eficacia y humildad como valores del servicio público» en el Día del Municipio

ELIZABETH DE LA CRUZEl Ejido

De nuevo el Patio de Luces del Ayuntamiento de El Ejido volvió a quedarse pequeño ayer para acoger a autoridades, representantes políticos, deportistas, empresarios y vecinos que no quisieron perderse el 35 cumpleaños de la constitución de El Ejido como municipio tras su segregación de Dalías. Un aniversario muy especial que además sirvió para rendir homenaje a la primera Corporación Municipal, durante el periodo de 1983 a 1987.

Pasadas las ocho de la tarde los tradicionales actos conmemorativos arrancaron con el discurso del alcalde de la localidad, Francisco Góngora, quien sólo tuvo palabras de reconocimiento para todos y cada uno de los concejales que formaron parte indispensable del proceso tras la segregación de Dalías en el año 1982. «El municipio despegó meses más tarde después de las elecciones locales de 1983, las primeras en las que los ejidenses nos dimos un gobierno como municipio independiente», expresó Góngora. Un gobierno que se formó tras el nacimiento de un Ayuntamiento que, como subrayó el regidor ejidense, «vino a dar respuesta a las expectativas sociales generadas y a superar las dificultades de una población que había dejado de ser incipiente para convertirse en masiva. Se fue valiente, se tuvo tesón y se tiró de capacidad para crear y crecer». Es por ello que Góngora se refirió a los miembros de esa Corporación como «quienes caminaron con firmeza en esos primeros momentos».

De hecho, como aludió el alcalde de El Ejido durante su discurso, «no hay mejor compañía para revisar lo acontecido y hacer una reflexión de aquellos tiempos de incertidumbres y de logros que parecían imposibles. La ilusión era la principal herramienta, pero ayudó la ciudadanía minimizando la casi absoluta escasez de medios. Desde luego que no fue tarea fácil, ni en los inicios ni durante los primeros tiempos», apuntó. Durante el transcurso del acto conmemorativo, al que acudieron además de alcaldes y concejales de la provincia; el subdelegado del Gobierno en Almería, Andrés García Lorca, y la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía, Gracia Fernández; se aprovechó la celebración para proyectar un documental histórico de El Ejido, con imágenes inéditas y testimonios sobre cómo se vivió la etapa después de las primeras elecciones locales de 1983.

Orla conmemorativa

Góngora hizo también entrega ayer de una orla conmemorativa a todos los miembros de la Corporación Municipal de 1983-1987, encabezada por quien fue su alcalde, Juan Callejón. En esta línea, el regidor ejidense parafraseó a Callejón en aquel año cuando dijo que «todos debemos que aportar nuestra colaboración y nuestra ayuda para ir mejorando nuestra convivencia ciudadana. Todos tenemos la obligación, como ciudadanos y demócratas, de colaborar en la vida municipal e incluso en el Gobierno del municipio». Unas palabras que compartió el alcalde, «ya que siguen teniendo la misma validez. Bajo ese inalterable significado de responsabilidad trabaja a día de hoy la Corporación Municipal que presido, igual que en su día lo hicieron los gobiernos locales de Luís Martín Maldonado y José Antonio García Acién». Por tanto, Góngora aludió «a la responsabilidad, eficacia y humildad como los valores y principios que deben de regir el servicio público».

De cara al nuevo curso escolar, Góngora repasó los principales proyectos e iniciativas de su gobierno, desde la puesta en marcha de Frutilados, hasta la necesidad de seguir demandando acciones que corrijan el déficit hídrico, así como hacer factible un ‘Pacto por el Agua’ que busque nuevos aportes hídricos y dé estabilidad al futuro del sector. De igual manera, el alcalde de los ejidenses volvió a hacer hincapié en la necesidad de seguir desarrollando proyectos que permitan a El Ejido seguir creciendo en materia turística y de comercio, en servicios e infraestructuras públicas a través de la EDUSI, o continuar mejorando la red de caminos rurales.

Embajador y funcionarios

El XXXV aniversario del Día del Municipio de El Ejido fue el escenario escogido a su vez para hacer entrega del título de Embajador Honorífico de la Ciudad a Víctor Fernández, bicampeón mundial de Windsurf. Del mismo modo, el Ayuntamiento ejidense aprovechó este acto institucional para reconocer a funcionarios que alcanzaron en el último año su edad de jubicación. Leonor Rodríguez Meiriño, Ramona Escobar Zamora, Juana Torres Martín, Rosario Olvera Rodríguez, Amparo Cabrera Peláez, Mateo Gómez Cortes y Juan Rafael Cabrera Cantón, fueron los trabajadores de la Administración local homenajeados en esta edición.

Para Góngora, «El Ejido latía y continúa latiendo, buscando siempre la mejora social y económica». Debido a ello, «se obró la modernización, gracias a ese afán inconformista que tiene el gran poder de ser inspirador. Con ello quiero decir que nuestro municipio crece a imagen y semejanza de lo que siempre quiso ser, una gran ciudad», concluyó en su discurso.

En cualquier caso, hoy 35 años después, El Ejido alcanza los 90.000 habitantes y presume de ser todo un referente en el sector agrícola, con todo un abanico de nacionalidades y culturas en convivencia, y un sector turístico aún por descubrir. No obstante, y como tampoco se olvidó durante la celebración del Día del Municipio, son aún muchas las necesidades en infraestructuras y recursos que demanda la ciudad, mejoras educativas y de carácter económico y de empleo que contribuyan a ese crecimiento.

Con todo, tras la celebración del acto institucional los presentes pudieron disfrutar de un aperitivo y encuentro vecinal desde el Patio de Luces del Ayuntamiento, que se inició pasadas las diez de la noche en un ambiente íntimo.

Fotos

Vídeos