Donar vida a través de 700 unidades de cordón umbilical

La profesional sanitaria realiza el proceso de extracción y conservación del cordón ante la gestante. / IDEAL

Gracias a la generosidad de las madres, el Hospital de Poniente colabora desde hace 11 años con el Banco Público de Sangre de Cordón Umbilical de Andalucía, en Málaga

ELIZABETH DE LA CRUZEl Ejido

«Los investigadores han comprobado que la sangre recuperada del cordón umbilical, al igual que la médula ósea y la sangre periférica, es también una fuente rica en células progenitoras, unas células no especializadas que producen todas las demás células sanguíneas, incluidas las plaquetas, los glóbulos rojos y blancos. Una vez trasplantadas en pacientes compatibles son capaces de reproducirse en el enfermo como células totalmente sanas -glóbulos rojos, blancos y plaquetas- generando una medula ósea completa, por lo que podemos afirmar que son una excelente opción para el tratamiento de enfermedades de la médula ósea, como son las leucemias agudas o crónicas, aplasia -cese de la regeneración medular- y algunas enfermedades metabólicas y genéticas, como las inmunodeficiencias primarias». Así explica Eva Maldonado, gestora de Cuidados de Enfermería del Área de Ginecología y Obstetricia del Hospital de Poniente de El Ejido los beneficios que aporta la donación del cordón umbilical.

Como concreta a IDEAL la profesional sanitaria, «desde el año 2006 desde el Hospital de Poniente se han enviado más de 700 unidades al Banco Público de Sangre de Cordón Umbilical de Andalucía, gracias a la generosidad de nuestras gestantes, y todos los dispositivos puestos a disposición de los profesionales y usuarias para que los cordones sean enviados y recepcionados en Málaga con todas las garantías de calidad». Según detalla Maldonado, «estamos en disposición de decir que aunque no todos son procesados, como consecuencia de los controles de calidad tan exhaustivos y de la necesidad de seleccionar aquellas muestras con mayor posibilidad de éxito ante el transplante, al menos, según la información del Banco de Málaga, cuatro de nuestros cordones han sido seleccionados para ser transplantados y así poder curar a cuatro personas». Una noticia que desde el centro hospitalario ubicado en El Ejido reciben con gran satisfacción, puesto que «la donación de sangre de cordón es un acto de generosidad, por parte de las madres que deciden compartir de forma voluntaria el potencial curativo que tiene las células madre del cordón umbilical».

Asimismo, como añade la gestora de Cuidados de Enfermería del Área de Ginecología y Obstetricia, «el Hospital de Poniente, por su tasa de natalidad y la diversidad cultural, nos ofrece una oportunidad para poder tener una amplia oferta en la celularidad de nuestros cordones, siendo mayor la probabilidad de aprovechamiento posterior de dichos cordones».

El Banco Público de Sangre de Cordón Umbilical de Andalucía, gestionado por el Banco de Tejidos de Málaga del Centro Regional de Transfusión Sanguínea (CRTS), cuenta actualmente con más de 25.000 unidades de cordón umbilical almacenadas, lo que le sitúa en el primer puesto nacional y el tercero a nivel mundial en esta actividad en números absolutos, sólo por detrás de los bancos de Nueva York (EE UU) y Durham (Inglaterra).

Funcionamiento en red

El funcionamiento del banco se realiza en red y los cordones donados se incluyen en un registro internacional al que tienen acceso todos los hospitales para buscar cordones con características que lo hagan compatibles con aquellas personas que requieran de estos trasplantes, por lo que trasplantes procedentes de unidades de este centro de almacenamiento, «beneficiándose no sólo pacientes andaluces sino de todo el mundo», apunta la profesional.

Los estudios sugieren que las células progenitoras de la sangre del cordón umbilical ofrecen algunas ventajas importantes respecto a las tomadas de la médula ósea a la hora de trasplantarse a otra persona. Por un lado, indica Maldonado, «las células progenitoras de la sangre del cordón umbilical son mucho más fáciles de obtener. Además, la gama de receptores que pueden beneficiarse de las células progenitoras del cordón umbilical es más amplia. Estas células pueden almacenarse y utilizarse para trasplante.

Y es que para que un trasplante de médula ósea sea exitoso debe existir una correspondencia casi perfecta de ciertas proteínas del tejido entre el donante y el receptor, en cambio cuando se utilizan las células progenitoras de la sangre del cordón umbilical, las células del donante parecen tener más probabilidades de injertarse, incluso cuando no hay compatibilidad absoluta con el receptor. Tal y como recuerda la profesional sanitaria, «otra ventaja añadida es la rápida disponibilidad del cordón, en contraposición con el donante de médula ósea o de sangre periférica, ya que la sangre del cordón se almacena ya procesada».

Como relata Eva Maldonado, el pasado jueves los profesionales sanitarios implicados en las donaciones de cordón participaron en una sesión de actualización y formación sobre las donaciones de sangre de cordón umbilical. Una formación a la que asistieron profesionales de todas las categorías implicados en los partos no sólo del Hospital, sino también de Atención Primaria, así como personal en formación y nuevas incorporaciones. El pasado año, el Hospital de Poniente acogió 2.682 partos y hasta el mes de junio de este año ya suman 1.180.

Hasta llegar a USA

Según recuerda la gestora de Cuidados de Enfermería del Área de Ginecología y Obstetricia del Hospital de Poniente de El Ejido, «un dato que es muy reconfortante del proceso de donación de cordón, es el feed back que proporciona el banco de sangre a las donantes y a los profesionales que participan en el proceso, como por ejemplo, el dato motivador y estimulante de que en febrero de 2016 un cordón donado en nuestro centro encontró receptor compatible en USA; y el pasado mes de mayo, una unidad donada en nuestro centro en 2012 fue seleccionada por Fundación Carreras», hace mención Maldonado, hechos ambos que le producen «un gran orgullo».

Fotos

Vídeos