Desmantelan en El Ejido tres plantaciones de marihuana que funcionaban como una «pequeña empresa»

La plantación contaba con un sofisticado sistema eléctrico y de regadío, teniendo una instalación perfectamente habilitada para el crecimiento de la marihuana enganchada ilegalmente a la red eléctrica y al suministro de agua

EFE ALMERÍA

La Policía Nacional ha desmantelado en El Ejido tres plantaciones de marihuana que funcionaban como «una pequeña empresa» y ha detenido a los tres presuntos responsables de éstas, una pareja y el jefe de la misma, por delitos contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico y agua.

La Comisaría de Almería ha informado en una nota de que una de las plantaciones se encontraba oculta en un zulo que previamente había sido construido en el sótano de una vivienda de la calle Cáceres II de El Ejido y que en total han sido intervenidas 770 plantas de marihuana valoradas en más de 60.000 euros.

Asimismo, los agentes se han incautado de 78 transformadores, 78 lámparas halógenas, 14 máquinas de aire acondicionado, cinco extractores de aire, 7 ventiladores, 50 sacos de turba, una caja con fertilizantes y abonos, así como diversos utensilios para el cultivo.

La investigación se inició debido a las quejas de los vecinos del inmueble, que aseguraban padecer condiciones insalubres por el fuerte olor que se desprendía a través de los patios interiores del edificio, así como la constante vibración de los compresores de las 14 máquinas de aire acondicionado que el cultivo necesitaba para prosperar. Vibración que además había generado desperfectos en la estructura del edificio.

La plantación contaba con un sofisticado sistema eléctrico y de regadío, teniendo una instalación perfectamente habilitada para el crecimiento de la marihuana enganchada ilegalmente a la red eléctrica y al suministro de agua, realizada de forma que no podía ser vista desde el exterior.

Gracias a las indagaciones desarrolladas, los investigadores lograron identificar a D.B.M de 33 años de edad como jefe y responsable de la plantación, quién además figuraba como titular de un contrato de alquiler y luz sobre la vivienda en cuestión.

Habría puesto la infraestructura y la financiación necesaria para las obras de instalación realizadas en la vivienda, que se estima en unos 12.000 euros para que una vez hecho el primer desembolso, las siguientes cosechas ilícitas -hasta un máximo de 4 al año- generasen los beneficios necesarios para recuperar lo invertido y empezar a lucrarse.

Al intensificarse las vigilancias en torno al inmueble, fueron detenidos por la Policía Nacional F.C.M e I.V.P, varón y mujer respectivamente, ambos de 19 años de edad, los cuales estaban como «empleados» y en ese momento se encontraban sacando de la vivienda plantas de marihuana y utillaje para el cultivo de las mismas.

Finalmente y tras llevar a cabo el registro en la vivienda se intervinieron 770 plantas de marihuana valorada en más de 60.000 euros, 78 transformadores, 78 lámparas halógenas, 14 máquinas de aire acondicionado, 5 extractores de aire, 7 ventiladores, 50 sacos de turba una caja con fertilizantes y abonos, así como diversos utensilios para el cultivo.

Dicho registro se acompañó de técnicos de Endesa Electricidad, quienes certificaron que la vivienda poseía una doble acometida de energía eléctrica, una legal y con contrato para el consumo de la vivienda y, la segunda de ellas defraudadora, para abastecer el consumo exponencial del cultivo, alcanzándose la cantidad de 18.000 vatios diarios defraudados.

Los detenidos han pasado a disposición del Juzgado de Instrucción número seis de los de El Ejido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos