Desarticulan en El Ejido un clan familiar dedicado al cultivo de marihuana

Droga incautada por la Policía Nacional en El Ejido./POLICÍA DE ALMERÍA
Droga incautada por la Policía Nacional en El Ejido. / POLICÍA DE ALMERÍA

El cultivo se encontraba oculto en un zulo construido en el patio interior de la vivienda y al que se accedía a través de una trampilla

E. P.EL EJIDO

La Policía Nacional ha desmantelado una plantación de marihuana en El Ejido (Almería) y ha detenido a los tres miembros de una familia, un matrimonio y su hijo, como presuntos autores de delitos contra la salud pública y defraudación de suministro eléctrico y de agua. El cultivo se encontraba oculto en un zulo construido en el patio interior de la vivienda y al que se accedía a través de una trampilla.

Las investigaciones se iniciaron a principios de septiembre cuando los agentes conocieron que un clan familiar se estaba dedicando al cultivo y tráfico de marihuana en su propio domicilio y donde se llevaba a cabo el cultivo de las plantas, su cuidado y su posterior corte, secado y embalado de la referida sustancia.

Una vez realizado el crecimiento, secado y recogida de la sustancia estupefaciente, la misma se vendía de manera íntegra a terceras personas, las cuales la distribuían en barrios marginales para su posterior venta al pormenor a los consumidores.

Imágenes de la plantación encontrada en un domicilio de El Ejido.
Imágenes de la plantación encontrada en un domicilio de El Ejido. / POLICÍA DE ALMERÍA

La plantación estaba situada en el interior de un domicilio situado en la calle Almirante Cervera y contaba con un sofisticado sistema eléctrico y de regadío, teniendo una instalación perfectamente habilitada para el crecimiento de la marihuana enganchada ilegalmente a la red eléctrica y al suministro de agua, realizada de forma que no podía ser vista desde el exterior.

Gracias a las indagaciones desarrolladas, los investigadores lograron identificar a las personas encargadas del cuidado y mantenimiento de la plantación, tratándose de una familia compuesta por un matrimonio y su hijo. Durante el desarrollo del operativo se llevó a cabo el correspondiente registro en la vivienda y localizaron en un patio interior una construcción que hacía imperceptible la plantación de la sustancia estupefaciente.

Tras acceder por una trampilla en el interior de un patio, dentro de un bunker fueron descubiertas 315 plantas de marihuana en pleno desarrollo y con un peso total de 2.630 gramos, 150 gramos de la misma droga ya seca y lista para su venta, 100 gramos de hachís, 300 euros, balanzas de precisión, 24 transformadores y 24 lámparas halógenas.

Finalmente y tras llevar a cabo el registro en la vivienda el 5 de octubre, fueron detenidos los tres presuntos autores de delitos contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico y de agua. Los arrestados han pasado a disposición judicial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos