Desarticulado un grupo dedicado a la plantación, preparación y distribución de marihuana en El Ejido

Se han intervenido dos armas de fuego, 445 plantas de la sustancia estupefaciente, una tableta de hachís, 500 euros en efectivo, transformadores, lámparas halógenas, fertilizantes y utensilios para el cultivo

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado una plantación de marihuana en el barrio de Pampanico, en la localidad de El Ejido, y han detenido a cuatro personas como presuntos autores de delitos contra la salud pública, defraudación de suministro eléctrico y tenencia ilícita de armas. El grupo criminal desarticulado estaba considerado como uno de los mayores cultivadores de la ciudad, dedicándose a la plantación, corte, secado y posterior distribución de la sustancia estupefaciente. Posteriormente, en el transcurso de un operativo conjunto con la compañía Endesa en el que se localizaron y desmontaron 62 enganches ilegales, se procedió a la detención de otro sujeto por un delito contra la salud pública y se desmanteló otra plantación de marihuana con 150 plantas.

Las investigaciones se iniciaron a principios del mes de julio de 2017, cuando los agentes tuvieron conocimiento de que en la barriada de Pampanico un grupo organizado se estaba dedicando al cultivo y tráfico de marihuana. La plantación estaba situada en el interior de un domicilio y contaba con un sofisticado sistema eléctrico y de regadío, teniendo una instalación perfectamente habilitada para el crecimiento de la marihuana enganchada ilegalmente a la red eléctrica.

Más información

Gracias a las indagaciones desarrolladas, los investigadores lograron identificar a las personas encargadas del cuidado y mantenimiento de la plantación. Se trataba de un grupo perfectamente organizado que había montado una infraestructura que estaba generando grandes beneficios, manipulando la sustancia estupefaciente durante todo el proceso necesario hasta su puesta a la venta en la calle.

Perdieron uno de los cultivos por los cortes de luz

En el transcurso de la investigación, los agentes averiguaron que en el mes de noviembre la organización perdió todo el cultivo que tenía plantado por culpa de los cortes de suministro eléctrico que se habían producido en la zona. Por este motivo los investigados decidieron montar una nueva infraestructura mayor que la anterior, utilizando una vivienda para el cultivo y otra residencia para el secado y preparación de la droga para su distribución.

Finalmente, el pasado día 10 de enero se desarrolló un dispositivo policial que se saldó con la detención de los cuatro miembros del grupo criminal y la incautación de 445 plantas de marihuana, una tableta de hachís, 500 euros en efectivo, dos vehículos, 91 transformadores y 77 lámparas halógenas, así como todos los utensilios y fertilizantes para conseguir en un corto espacio de tiempo una cosecha. Además, los agentes hallaron una escopeta de caza y un rifle con mira telescópica figurando una de las armas como sustraída en un robo con fuerza en interior de vivienda.

Los detenidos han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número cinco de El Ejido como presuntos autores de delitos contra la salud pública, defraudación de fluido eléctrico y tenencia ilícita de armas.

Operación conjunta de Endesa y Policía Nacional

Durante el último año, la compañía eléctrica Endesa y la Policía Nacional han intensificado su colaboración para detectar y poner fin a las conexiones irregulares al suministro eléctrico, que suponen no solo un delito contra la salud pública, sino un problema para la seguridad ciudadana. La mañana del pasado martes, día 16 de enero se desarrolló una macro operación entre ambas entidades en la barriada de Pampanico en El Ejido donde el 85% de las viviendas carecen de contrato.

La intervención conjunta ha contado con un operativo de 12 técnicos de la compañía Endesa y 25 agentes de la Policía Nacional, desmantelando 62 suministros irregulares. Durante el citado dispositivo también ha sido detenido un individuo al ser sorprendido por los agentes cuando atendía otro cultivo de sustancia estupefaciente. Han sido incautadas 150 plantas de marihuana, transformadores, lámparas halógenas y numerosos utensilios necesarios para la plantación.

El fraude eléctrico es un problema para la seguridad y la salud de las personas que conviven o están próximas al defraudador. Las instalaciones manipuladas incumplen la normativa en materia de seguridad y generan un grave riesgo no solo para aquellos que las manipulan, sino también para las personas que viven o circulan en la proximidad de esas instalaciones. En los últimos meses, los vecinos de la barriada de Pampanico han sufrido numerosos cortes de luz debido al gran número de enganches ilegales existentes en la zona que han provocado sobrecargas en la red eléctrica.

Durante el año 2017 Endesa llevó a cabo 53 cortes de suministros eléctricos relacionados con plantaciones de marihuana en Almería, lo que supone un fraude de 7.800KWh, es decir lo que consume la ciudad de Almería en un día. Además, la compañía Endesa ha llevado a cabo en colaboración con la Policía Nacional un total de ocho operaciones conjuntas en las que se han realizado otros 274 cortes de suministro eléctrico por irregularidades en la red.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos