La danza y la pintura se dan la mano en 'Atrapada', en la plaza Antonio Mira

Las dos actrices de la obra durante el espectáculo. /I. A.
Las dos actrices de la obra durante el espectáculo. / I. A.

La compañía Charo Martín Castaño sacó el arte a la calle y lo llevó hasta este espacio del centro del municipio en la tarde del viernes

INMACULADA ACIÉN El Ejido

El Festival de Teatro de El Ejido sigue itinerando por distintos escenarios y espacios del municipio. Así, el pasado viernes por la tarde, la plaza Antonio Mira, antigua plaza Cervantes, acogió la puesta en escena de la obra 'Atrapada'. Una propuesta de la compañía Charo Martín Castaño que aunó el arte de la danza con la belleza de la pintura como hilo conductor de un baile de sentimientos a lo largo de la media hora que duró el espectáculo.

Dos fueron las artistas encargadas de dar vida al personaje de la hisotira y de transmitir al público asistente un complicado dilema entre la esperanza y el desánimo, entre los sueños y la realidad, entre lo que una espera y la realidad con la que choca.

De esta manera, mientras una actriz-bailarina inicia el espectáculo dando rienda suelta a la parte más fantasiosa y libre del personaje, con una danza clásica, que incluyó algunos toques flamencos, una pintora comenzaba a dar forma al lienzo blanco que se ubicaba tras el escenario, llenando de colores vivos.

Sin embargo, todas esas intensas tonalidades se plasmaron en la primera parte del espectáculo en forma de círculos que se encerraban en ellos mismos, ejemplificando esa lucha interior del personaje que se debate entre sus sentimientos más optimistas y los más negativos.

Poco a poco el baile, la música y la interpretación también se van haciendo más oscuros, con ese miedo a enfrentar la realidad, con la visión negativa del futuro.

Todo el espectáculo se convierte en un ir y venir, hasta que los círculos poco a poco van dando lugar a líneas más rectas, a lazos que se sueltan, pero sin perder ese colorido y la intensidad de las tonalidades de fondo, en la parte final del espectáculo.

Uno de los momentos también más estéticos de la obra fue cuando los colores y los dibujos pasan del lienzo a impregnar la propia piel de la artista. Un espectáculo, en definitiva, muy aplaudido con el que se continúa llenando de arte y cultura las calles del municipio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos