La costa ejidense vive la pasión del Rocío con su V Romería-Convivencia

La costa ejidense vive la pasión del Rocío con su V Romería-Convivencia

La jornada comenzó con una Misa Rociera en la iglesia de Guardias Viejas para dar paso a la Romería sobre la arena de la playa hasta llegar a Almerimar, donde se tuvo lugarla convivencia

INMACULADA ACIÉN El Ejido

La Romería y Convivencia Rociera que organiza la Pre Hermandad del Rocío de El Ejido junto a la Parroquia y el área de Turismo, Salud y Comercio del Ayuntamiento ejidense volvió a desplegar su pasión por la costa ejidense el pasado sábado por la tarde noche en la que fue ya su quinta edición.

En ella volvieron a verse imágenes de ese sentimiento único y puro de los rocieros en el camino hacia el reencuentro con su patrona. El sábado, sin duda, El Ejido vivió a lo grande su particular Rocío Chico, donde la tierra del camino fue la arena de la playa entre los núcleos de Los Baños y Almerimar, al tiempo que se rindió devoción a la Blanca Paloma.

Así, cientos de rocieros y caballistas recorrieron, en la tarde noche del sábado, el camino que separa la Iglesia Parroquial de Guardias Viejas y la de Almerimar: Lo hicieron a pie, a lomo de sus caballos o en carruaje y por las dunas de arenas de una costa que ha vuelto a ser testigo de la emoción, fe y devoción de los ejidenses y de personas llegadas de otras zonas de la provincia, así como de provincias cercanas, a la Virgen del Rocío.

El cuadro de la Virgen de la Pre Hermandad del Rocío presidió la comitiva de esta Romería que, como viene siendo habitual en los últimos años, volvió a sorprender a bañistas y vecinos que, al igual que los rocieros, no temieron al viento de levante reinante en la costa ejidenses para acudir a la cita con la reina de las marismas y elevarla en su caminar entre las olas.

En este sentido, la Pre Hermandad del Rocío de El Ejido no puede hacer aún uso del simpecado, puesto que no es Hermandad oficial. Un hecho que no alcanzará hasta el próximo año, como explicó el párroco Jesús Zapata durante la presentación de este evento cultural y religioso, la pasada semana. En estos momentos el párroco está llevando a cabo el segundo año de catequesis y será a su finalización cuando se podrán constituir en Hermandad, con su estatutos propios.

Por otra parte, a su llegada a Almerimar y, tras un duro trayecto, los romeros hicieron su entrada triunfal acompañados del sonar del tamboril y la flauta rociera en la Iglesia donde se procedió a una ofrenda floral y a cantar la tradicional 'salve' que emocionó a todos aquellos que se congregaron al final del camino para vivir este momento tan emotivo de una Romería que, tras cinco años, empieza a consolidarse en la ciudad. Prueba de ello, es que cada vez son más los que acuden a la playa para recibir, vitorear y aplaudir el paso de los rocieros y de ese retrato de la Virgen del Rocío.

No faltó la seguridad necesaria para este tipo de eventos. Un amplio dispositivo de seguridad formado por agentes de Policía Local y miembros de Protección Civil que, a pie, en quads y en coche patrulla, velaron en todo momento por el buen desarrollo de esta Romería.

La quinta edición de la Romería y Convivencia Rociera de El Ejido finalizó con el rezo del Rosario ante el cuadro de la virgen a cargo de los romeros en la explanada en la que se ubicaron los caballos y carrozas en la Playa de Poniente de Almerimar. Las sevillanas, las canciones rociares y el acto de convivencia se prolongaron hasta altas horas de la madrugada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos