Cortes de agua, suciedad y botellón ofrecen la otra cara de las vacaciones

Un operario recoge restos del botellón de la noche anterior en Balerma. /E. GRANJA
Un operario recoge restos del botellón de la noche anterior en Balerma. / E. GRANJA

Almerimar sufre hasta tres averías en el suministro de agua en pleno puente de agosto, y las reuniones nocturnas en El Palmeral de Balerma obligan a reforzar la limpieza diaria

ELIZABETH DE LA CRUZEl Ejido

Verano, sol y playa. Arena, días de relax, para disfrutar en familia, de la tranquilidad y descansar. Al menos esa es la intención tanto de los turistas como de los propios residentes que viven en los núcleos costeros ejidenses como Balerma y Almerimar. Pero no siempre es posible. Este mismo mes de agosto, el Partido Socialista de El Ejido denunció los hasta tres cortes en el suministro de agua que se produjeron en pleno puente de agosto, en el núcleo de Almerimar, especialmente en la zona de Ejido Beach.

«Son numerosas las urbanizaciones que se han visto privadas durante horas del abastecimiento de agua, y especialmente durante el puente de agosto, que es cuando la población de Almerimar se triplica y El Ejido se juega su imagen como destino turístico», denunció hace unas semanas la concejala socialista, María José Lezama. Como añadieron desde este grupo municipal, «la mala calidad del entramado de tuberías es bien conocida por todos, y el equipo de gobierno del Partido Popular, conociendo esta situación desde hace años, ha sido incapaz de garantizar el abastecimiento». En este sentido, Lezama concluyó que, «ya que no puede garantizar el suministro, al menos, debería informar a la ciudadanía sobre las obras que se están llevando a cabo y los momentos del día en los que los vecinos no van a disponer de agua corriente en sus casas, con el fin de que las familias puedan organizarse a la hora de cocinar, darse una ducha o poner una lavadora».

Un servicio que finalmente tras tres días se restableció con normalidad, y que, como aclaró el concejal de Obras Públicas ejidense, José Andrés Cano, «desde el primer momento se ha trabajado con la máxima celeridad posible por parte de los técnicos para localizar, reparar y restablecer el suministro de agua a la red». En la misma línea, como apuntó el concejal, «se produjeron tres averías diferentes y consecutivas en esta zona», y, por tanto, «son cuestiones que desafortunadamente no podemos prevenir ni se pueden evitar, ya que estamos ante averías producidas en una red que está poco dimensionada a la realidad y que no cuenta con la suficiente capacidad para aguantar la demanda que en esta época estival se requiere». Un problema en el que, como recordó Cano Peinado, «venimos trabajando desde hace meses a través del Plan Director de Infraestructuras y que nos ha llevado a acometer ya obras importantes en Almerimar y en otras zonas del término municipal ejidense, así como planificar otras».

De igual modo, el concejal quiso informar a los vecinos de Almerimar que «dentro de esta planificación se han llevado a cabo obras en la urbanización con la dotación de nuevas bombas de impulsión que han erradicado problemas en la red de saneamiento, también, en la zona de Ejido Beach».

En cualquier caso, y sumados a estos cortes de agua, en Balerma también se produjeron cortes simultáneos pero de carácter temporal, durante los meses de julio y agosto, y especialmente en las últimas semanas, si bien todos ellos fueron solventados a las pocas horas, sin causar demasiadas molestias a los vecinos. No obstante, en el caso del núcleo balermero, el principal problema que dificulta el descanso estival de veraneantes y residentes es el continuo flujo de jóvenes que tienen como punto de encuentro y hasta bien entrada la madrugada, el Parque El Palmeral.

Y es que desde hace años, y especialmente durante los fines de semana de los meses de verano, las reuniones de los jóvenes en este punto hasta altas horas de la madrugada son más que frecuentes, con botellones continuos, improvisadas carreras de coches y motocicletas y música bien alta acompañada de voces y gritos que dificultan e impiden el sueño de los vecinos de la zona. En suma, al día siguiente, cada mañana, la estampa que se encuentran los operarios de limpieza en esta zona es desoladora. Botellas, vidrios, vasos, plásticos y decenas de residuos se encuentran a cada paso y tras cada amanecer en El Palmeral. Todos ellos problemas y molestias que ensombrecen un verano muy completo y animado en los núcleos ejidenses.

Renovar la red de abastecimiento de Almerimar

Al margen de las aclaraciones oportunas, el concejal de Obras Públicas, José Andrés Cano, quiso informar que, tal y como estaba previsto, en septiembre estará finalizado el proyecto para acometer las obras de renovación de la red de abastecimiento de Almerimar. Un proyecto «complejo y muy necesario para acabar con este tipo de problemas generados, asimismo resolverá la falta de sectorización, las continuas fugas de agua, el colapso de la red, las pérdidas de presión y el propio rendimiento del servicio».

Por último, Cano Peinado pidió a la oposición «un ejercicio de responsabilidad ante problemas que no siempre se pueden evitar». De igual modo, incidió en que «estamos hablando de obras que debemos encarar con seriedad de forma planificada, puesto que se trata de incrementar la capacidad de regulación de un municipio de casi 90.000 habitantes y dotar a éste de una red más flexible mediante la mejora de su rendimiento».

De esta forma, el concejal quiso desmentir de forma tajante la falta de planificación, puesto que este Plan fue elaborado de forma minuciosa, aprobado en Pleno e iniciado los primeros trabajos hace unos meses con obras que son urgentes y prioritarias, encontrándose entre ellas las que ahora se van a realizar en Ejido Beach». Recordar que el Plan recoge más de un centenar de proyectos y refleja un gasto económico en inversiones por valor de 49,7 millones de euros. Un proyecto que tiene su base en un estudio técnico y un análisis exhaustivo realizado por los técnicos de la empresa Aguas de El Ejido y del área de Obras Públicas del Ayuntamiento de El Ejido en torno al estado de las redes y el funcionamiento de todo el servicio de aguas. En él se tuvieron en cuenta a los clientes y su consumo, la respuesta de la obra pública actual y la planificación de futuro con los nuevos crecimientos y desarrollos urbanísticos que establece el PGOU vigente para el término municipal. Un proyecto que se concluirá el próximo mes.

Fotos

Vídeos