La comercializadora hortícola EH Femago queda disuelta tras entrar en liquidación por una deuda de 16,3 millones

La comercializadora hortícola EH Femago queda disuelta tras entrar en liquidación por una deuda de 16,3 millones
E. PRESS

El centro logístico y de trabajo de la tercera mercantil del grupo, Agrocastell, fue adquirido por Agroponiente a principios de este mes

EUROPA PRESSALMERÍA

La comercializadora hortofrutícola EH Femago ha quedado disuelta tras entrar en fase de liquidación por cese de la actividad en el marco del concurso voluntario de acreedores que declaró el Juzgado de lo Mercantil 1, que consideró acreditada su situación de insolvencia debido a una acumulación de deudas por valor de más de 16,3 millones de euros.

El auto declara el cese de los administradores de la mercantil, con sede en El Ejido, que son sustituidos por la administración concursal y el vencimiento anticipado de los créditos concursales aplazados y la conversión en dinero de aquellos que consistan en otras pretensiones.

La administración concursal, por otro lado, ha presentado un plan para la realización de los bienes y derechos de la masa activa de EH Femago.

Cabe recordar que la comercializadora hortofrutícola 'Agrupalmería' SA, de la que Femago tiene un 99,94 por ciento de capital social, entró recientemente en concurso voluntario de acreedores por una situación de insolvencia derivada de una deuda de 16,1 millones de euros.

La resolución por la que se declaraba el concurso acordó, de hecho, unir este procedimiento al que afecta desde julio a EH Femago SL porque consideraba «evidente» que son un «grupo de empresas» y que contribuía a la «economía procesal» al tiempo que «potenciaba la resolución no contenciosa de las acciones rescisorias que puedan plantearse entre las sociedades del grupo».

En esta línea, el centro logístico y de trabajo de la tercera mercantil del grupo, Agrocastell, con sede en Castell del Rey (Granada) fue adquirido por Agroponiente a principios de este mes.

EH Femago SL registró en 2015 ante el Decanato de los juzgados de Almería un escrito de comunicación de negociaciones con los acreedores pero, si bien desde su presentación, la mercantil llevó a cabo «numerosas gestiones», estas resultaron «fallidas al no haberse alcanzado un acuerdo dentro del plazo al efecto previsto«.

En el inventario de bienes y derechos que acompaña a la solicitud de declaración de concurso se refleja una valoración del activo de 21.769.261,40 euros, mientras que, de acuerdo a la lista de acreedores, la suma total de las deudas arrojaba una cifra de 16.311.321,80 euros.

«Si bien dicho activo resulta superior al pasivo manifestado por el deudor, es preciso tener en cuenta que el mismo se encuentra integrado principalmente por inmovilizado», explicaba la resolución que aludía, en concreto, a varios inmuebles valorados en un total de 1.561.615,04 euros, participaciones sociales en otras sociedades del grupo, a razón de 9.527.438,86 euros y créditos frente a clientes a razón de 10.680.207,50 euros.

Para la juez, esto denotaba la existencia de una situación de «iliquidez que no puede resolverse acudiendo a mecanismos de financiación externa», toda vez, según remarcaba, que la mayor parte del pasivo, en concreto, la cantidad de 15.103.000 euros, «está integrada por deuda financiera y los bienes inmuebles que figuran en el activo se encuentran gravados con hipoteca».

Asimismo, señalaba que en el balance cerrado a fecha 31 de agosto de 2017 se observaba que la sociedad «arrastra importantes pérdidas de ejercicios anteriores, con un resultado negativo de 7.283.288,85 euros en el ejercicio 2015-16 y 12.993.034,82 euros, habiéndose reducido el patrimonio neto de un ejercicio a otro de manera significativa, desde los 31.812.951,62 euros del ejercicio 2015-16 a los 18.896.534,35 euros en el ejercicio 2016-17».

Por su parte, Agrupalmeria presentó al Juzgado de lo Mercantil 1 de Almería un inventario de bienes y derechos que ascendía a la cantidad de 12,8 millones de euros pero «insuficientes para hacer frente a la deuda bancaria que figura en el listado de acreedores a razón de 14,9 millones de euros, a lo que hay que añadir los 360.976,98 euros de deuda con proveedores, así como la cantidad de 794,616,68 euros de deuda frente a los trabajadores».

 

Fotos

Vídeos