La comedia El Intercambio llena de risas el Teatro Auditorio de El Ejido

La comedia El Intercambio llena de risas el Teatro Auditorio de El Ejido

Pablo Pujol en el papel de Dómina, una mujer coja, sado y prostituta fue la encargada de poner la salsa a un espectáculo con giro final inesperado

INMACULADA ACIÉNEl Ejido

Teté Delgado como Eva y Gabino Diego como Jaime, fueron la pareja protagonista de la comedia El Intercambio que el pasado sábado se pudo disfrutar en el Teatro Auditorio de El Ejido, en el marco delFestival de Teatro.

Eva y Jaime van a cumplir veinte años de casados y Eva decide obsequiar a su marido con un intercambio de parejas para oxigenar un poco la relación y porque es un tema que Jaime le ha planteado en diversas ocasiones.

Para ello seleccionan una pareja, pero cuando se encuentran con ella, nada es como habían esperado. Ella no es brasileña de 19 años, sino una mujer más mayor, coja, a la que le va el sado y que encima es prostituta porque le encanta y disfruta del sexo.

Surgen las dudas

Un hecho que comienza a hacer que Jaime, que hasta el momento había estado emocionado con la idea, empiece a echarse atrás.

Su confusión va en aumento cuando ve al hombre con el que su mujer llevará a cabo el intercambio y que tampoco se parece a su descripción.

Lo que a priori era un hombre con micro pene, problemas de eyaculación precoz y poco agraciado físicamente, se convierte en realidad en un hombre apuesto, alto, una máquina del amor y que se ha cargado a su anterior pareja en una noche desenfrenada de sexto. Las dudas iniciales que tenía Eva desaparecen para saltar a Jaime.

Con todos estos ingredientes va avanzando la obra. Un Jaime que huye de las garras de Dómina y una Eva que se deja llevar por la pasión que le ofrece Máximo.

Jaime intenta abandonar la casa y para ello se encuentra con la ayuda de una pareja que toca a la puerta para venderles Biblias. Aprovechando la situación, Jaime les pide que se hagan pasar por sus primos de Polonia con el objetivo de recuperar a Eva y abandonar cuanto antes la casa.

Después de muchos enredos, de historias sin pies ni cabeza, llega el momento culmen de la noche. Y es que todo lo que se ha vivido durante la velada es una farsa y un engaño, urdido para sorprender a Jaime.

Eva, ayudada por amigos, es la encargada de orquestar la historia y demostrarle a su marido que para ella la única persona importante en su vida es él.

Una historia que también permite a Jaime darse cuenta de lo equivocado que ha estado durante su matrimonio con Eva, a la que ha infravalorado y a la que no ha cuidado lo que se merece.

Una comedia en la que Gabino Diego llevó el peso interpretativo y en la que Pablo Pujol fue el encargado de poner los gags más simpáticos y divertidos en el papel de Dómina.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos