El Ayuntamiento reduce su deuda 80 millones en los últimos siete años

El Ayuntamiento reduce su deuda 80 millones en los últimos siete años

La previsión para este año pasa por continuar disminuyendo el endeudamiento y eliminar a finales de año otros 12 millones de déficit

INMACULADA ACIÉN El Ejido

La situación financiera que vive el Ayuntamiento de El Ejido es difícil y continúa en riesgo financiero. No obstante, el equipo de gobierno destaca la reducción que han llevado a cabo durante los últimos siete años, desde que entrara a gobernar en el Consistorio ejidense. En 2012 la deuda del Ayuntamiento era de 265 millones una cifra que se redujo en 2017 hasta los 198 millones y las previsiones son que 2018 cierre con una deuda de 182 millones.

El Plan de Ajuste en esta materia llega hasta el año 2032, pero el objetivo del equipo de gobierno es conseguir reducir la deuda hasta llegar al límite permitido antes de esa fecha.

En esta línea, el equipo de gobierno apunta que la gestión desarrollada hasta el momento ha permitido reducir en más de un 30% la enorme deuda heredada en 2011, lo que supone la reducción de más de 80 millones de la deuda que por aquel entonces, solo en el corto plazo, se situó en más de 200 millones.

En los ocho meses que se han cumplido de este año 2018, el gobierno local ha hecho frente a casi nueve millones más de déficit y la previsión es que al cierre del presente ejercicio se hayan reducido un total de 12 millones de euros.

Amortización de deuda

En relación a estos datos, el concejal de Hacienda, José Francisco Rivera, aseguró que habrán destinado «más de 140 millones a amortización de deuda, de esa cantidad aproximadamente unos 50 millones han sido para pago de intereses, fruto de los altos tipos que hemos tenido que soportar años atrás, llegando incluso a tipos del 6%».

Precisamente por este motivo, una de las medidas en las que ha trabajado el equipo de gobierno ha sido precisamente en la renovación de los préstamos más gravosos para llevarlos a prudencia financiera y evitar que las arcas municipales tengan que hacer frente a intereses abusivos».

Por otra parte, el portavoz del gobierno incidió en que «en estos años hemos conseguido poner orden y enderezar la situación 'ruinosa de partida' a base de mucha disciplina y contención del gasto, una gestión transparente y eficaz».

Asimismo, Rivera hizo hincapié en que en 2011 se encontraron «con una Hacienda inexistente, presupuestos inflados, numerosas demandas judiciales, facturas vencidas en los cajones, una Tesorería en situación de quiebra, proveedores sin cobrar, gravísimos problemas financieros e inmersos en un presunto caso de corrupción, que la justicia aún trata de dilucidar».

El gobierno firma operaciones de crédito por 166 millones

Para poder hacer frente a esta deuda y que según el concejal de Hacienda no se viera resentida la gestión del día a día en el Ayuntamiento, el equipo de gobierno tuvo que firmar a lo largo de todo este periodo operaciones de crédito por valor de 166 millones de euros que, a su vez, conllevan el pago anual de los correspondientes intereses, «unas cifras que son realmente escandalosas».

No obstante, la formalización de estos créditos, indicó Rivera, permitió al gobierno local «poder pagar a todos los proveedores que llevaban años sin cobrar y que estaban asfixiados económicamente. Una situación que ha dado un giro de 180 grados, ya que a día de hoy cobran en tiempo adecuado».

De esta forma, una vez que el gobierno local ha reducido en más de un 30% la deuda global, Rivera aseveró que «las cuentas municipales encajan perfectamente en el Plan de Ajuste, son equilibradas y cumplen con el objetivo de estabilidad presupuestaria y regla de gasto exigido por la Ley. Además de que el presupuesto del presente ejercicio presenta un superávit cercano a los 5 millones de euros, lo que garantiza la financiación de los gastos contemplados y cualquier gasto imprevisto».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos