Auxilian a cuatro menores, entre ellos un bebé de dos meses, que vivían con su madre en un cortijo

Una agente lleva en brazos al bebé auxiliado en el cortijo de El Ejido junto a sus hermanos. /Guardia Civil
Una agente lleva en brazos al bebé auxiliado en el cortijo de El Ejido junto a sus hermanos. / Guardia Civil

La familia residía en una vivienda entre invernaderos, sin luz natural y con «desperdicios» y «restos óseos de animales» por el suelo

Alicia Amate
ALICIA AMATEAlmería

Cuatro hermanos menores de edad, de entre dos meses y diez años, que vivían con su madre en un cortijo en El Ejido fueron trasladados «de manera urgente» a un centro de menores de la capital tras la intervención de agentes de la Guardia Civil. El aviso sobre la existencia de esta familia «en precarias situaciones» fue realizado por el Área de Servicios Sociales y Mujer del Ayuntamiento ejidense, desde donde se requirió la colaboración del Instituto Armado.

Los hechos se remontan al pasado 20 de diciembre, cuando tras recibir la alerta de Servicios Sociales, la Guardia Civil obtiene la correspondiente autorización de la Fiscalía de Menores de Almería para recoger a los citados menores y trasladarlos a un centro de acogida. Realizado este trámite, agentes de la benemérita se trasladaron al inmueble en el que residía esta familia junto al Equipo de Tratamiento Familiar del Ayuntamiento de El Ejido.

Según describen desde la Comandancia de Almería, los cuatro menores habitaban con su madre una vivienda precaria situada entre invernaderos «con un elevado nivel de frío y humedad en su interior» dado que carecía de luz solar y energía eléctrica. «El suelo de la vivienda presentaba una capa de cemento, levantada por partes, careciendo de embaldosado, existiendo muchos desperdicios, incluso restos óseos de animales domésticos», relatan desde Guardia Civil sobre este espacio en el que hallaron a los niños «vestidos con camisetas viejas y sucias, poco abrigados».

Ante esta situación, el bebé de tres meses y los tres niños de menos de diez años fueron trasladados a un centro de menores de Almería mientras que su madre fue evacuada en ambulancia hasta el Hospital de Poniente del El Ejido con objeto de realizarle un diagnóstico psiquiátrico.

 

Fotos

Vídeos