Apuñala a su hijo de nueve años en Balerma y llama a la Guardia Civil para avisar del crimen

Un agente vigila el cordón policial instalado en la calle donde ocurrió el crimen y a la que acudieron decenas de vecinos impactados por lo acontecido./EFE
Un agente vigila el cordón policial instalado en la calle donde ocurrió el crimen y a la que acudieron decenas de vecinos impactados por lo acontecido. / EFE

Fue detenido en su domicilio, donde se encontraba a solas con el niño, tras contar lo ocurrido también a su pareja

A. AMATE/ M. CÁRCELESALMERÍA

Pasaban las cuatro de la tarde de ayer cuando el sonido de las sirenas de los vehículos de la Guardia Civil alertó a los vecinos del entorno del Paseo Marítimo de Balerma de que algo muy grave estaba ocurriendo en su barrio. El drama llegaría al descubrir que se trataba de la muerte por apuñalamiento de un niño de solo nueve años de edad, que residía en una vivienda de la calle del Mar junto a su padre, su madre, ambos de origen rumano, y un hermano mayor de doce años.

En dicha vivienda de Balerma el padre fue detenido en la tarde de ayer por agentes de la Guardia Civil como presunto autor de la muerte violenta de su hijo. Una detención que se produjo minutos después de que la benemérita recibiera una llamada telefónica del propio progenitor en la que avisó de la muerte del pequeño, confirmaron ayer fuentes oficiales de la investigación. El niño había sido víctima, indicaron fuentes sanitarias, de un apuñalamiento.

Asistencia sanitaria

La madre y el hermano fueron trasladados al Hospital de Poniente por crisis de ansiedad

Fueron también efectivos de la Guardia Civil quienes alertaron de lo sucedido en Balerma a los servicios de emergencias sanitarias que, de inmediato, pusieron en marcha un dispositivo de atención médica y enviaron una ambulancia desde El Ejido que llegó a la calle del Mar minutos después. Sin embargo, llegados a la vivienda en la que se encontraba el cuerpo del niño, que habría sido apuñalado presuntamente por su padre, no pudieron hacer nada por salvarle la vida.

Sí que atendieron los servicios de emergencias en este emplazamiento, sin embargo, a la madre del niño y al otro hijo de la pareja que fueron trasladados hasta el Hospital de Poniente de El Ejido afectados por un ataque de ansiedad. Ninguno de los dos estaba en el domicilio familiar en el momento del crimen sino que la madre se encontraba trabajando en un invernadero, informó ayer EFE, desde donde apuntaron, además, que fue su pareja quien informó a la mujer de lo acontecido.

Ahora, las primeras indagaciones están centradas en cerrar las claves de este parricidio ocurrido a primera hora de la tarde de ayer, que habría sido en cualquier caso de forma violenta de acuerdo a los primeros datos aportados por fuentes oficiales. Remarcan estas mismas fuentes a este respecto que se descarta por el momento que el suceso pueda tener origen en un caso de violencia de género. De hecho, no había denuncias previas sobre esa materia y, de acuerdo a las confirmaciones de Guardia Civil, la madre se encontraba, tras el crimen, absolutamente «ilesa».

De manera paralela a la detención del padre y de la atención sanitaria requerida por la madre y el hermano del fallecido, en el domicilio de esta familia de origen rumano de Balerma los investigadores de la policía científica del Instituto Armado hacían su trabajo. Finalmente, en torno a las 19,15 horas tenía lugar el levantamiento del cadáver del menor por parte de la autoridad judicial.

El cuerpo del menor permanece al Instituto de Medicina Legal de El Ejido a la espera de que se le practique la correspondiente autopsia para certificar las causas de la muerte. Un traslado del cuerpo que se producía ante la atenta mirada de decenas de vecinos de Balerma que, alertados por la presencia de los efectivos de Guardia Civil y los vehículos de emergencias sanitarias acudieron a la calle del Mar, acordonada, eso sí, desde la llegada de los primeros agentes policiales a la zona. Sobre las circunstancias de esta familia, de la que no ha trascendido ningún dato más allá de su origen, poco pudieron aportar vecinos del entorno del Paseo Marítimo de la localidad ejidense.

El caso ha sido trasladado al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número cuatro de El Ejido, juzgado de guardia, mientras que el presunto autor del crimen se encuentra en las dependencias de la Guardia Civil de El Ejido, a la espera de que pasar a disposición judicial en los próximos días.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos