Alumnos del IES Francisco Montoya, en huelga para protestar por la falta de conserje después de cinco meses pidiéndolo

Algunos de los alumnos del centro concentrados ante las puertas del edificio donde dan clase. /I. A.
Algunos de los alumnos del centro concentrados ante las puertas del edificio donde dan clase. / I. A.

La situación ha generado situaciones como que haya alumnos que no puedan salir del centro si se ponen malos o tienen que acudir al médico al no haber quien abra las puertas

INMACULADA ACIÉN El Ejido

Cinco meses prácticamente llevan los alumnos de Ciclos Formativos del Instituto de Educación Secundaria (IES) Francisco Montoya sin disponer de conserje en el edificio que ocupan.

Una situación de la que los alumnos llevan quejándose prácticamente desde inicio de curso sin obtener respuesta y ayuda por parte de la delegación territorial de Educación.

Es por ello que en el día de ayer decidieron ir un paso más allá en sus protestas y organizar una jornada de huelga. No asistieron a clase y se concentraron a las puertas del edificio para pedir que se les escuche y, sobre todo, que se les de una solución ya.

En este sentido, Alberto Contreras, uno de los alrededor de cincuenta que cursan sus estudios en este edificio, explicó que desde inicio de curso ya son dos las veces que han acudido a la delegación de Educación los alumnos, además de las veces que también han acudido desde el Ampa del instituto por este mismo motivo. «Esta situación que estamos viviendo conlleva muchos problemas porque por ejemplo si un alumno está enfermo no pueden venir sus padres a recogerlo porque no hay quien abra la puerta o si llega una hora tarde por ese motivo tampoco hay quien les abra la puerta». Una situación que han padecido desde inicio de curso en propia piel la mayoría de alumnos.

Pero no es esta la única situación que se produce por la falta de un conserje que lleve a cabo esta función, ya que en este edificio del IESFrancisco Montoya, destinado a impartir las formaciones de Ciclos Formativos, hay alumnos que únicamente están matriculados de dos asignaturas, por lo que no tendrían porqué asistir más de ese tiempo a clase. Sin embargo, se ven obligados a acudir desde primera hora de la mañana y estar en el centro hasta última hora puesto que no hay nadie que les abra la puerta en los horarios en los que tendrían que dar las clases.

Por otra parte, Alberto Contreras señaló que no es la primera vez que se enfrentan a una situación como esta. «El curso pasado también nos pasó que iniciamos el curso sin conserje, pero con una vez que fuimos a la delegación de Educación fue suficiente, nos asignaron un conserje a media jornada».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos