El alcalde acusa a la Junta de retrasar el IES de Almerimar

El presidente de la Junta Local de Almerimar, la concejala de Cultura, el alcalde y el concejal de Urbanismo, durante la rueda de prensa. /I. A.
El presidente de la Junta Local de Almerimar, la concejala de Cultura, el alcalde y el concejal de Urbanismo, durante la rueda de prensa. / I. A.

El alcalde acusó a la administración autonómica de dilatar la construcción del nuevo instituto utilizando para ello la petición de cambio de parcela como excusa

INMACULADA ACIÉN El Ejido

Tras las críticas vertidas por el partido socialista del municipio en la jornada del lunes acusando al equipo de gobierno de retrasar la construcción del nuevo Instituto de Educación Secundaria para el núcleo urbano de Almerimar por no ceder una parcela adecuada para su edificación, el alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, salió ayer al paso de estas declaraciones para dejar claro que los terrenos propuestos son los idóneos para la construcción de este equipamiento educativo.

Góngora calificó de «actitud irresponsable» a la delegación de Educación y puso sobre la mesa lo que considera una artimaña para dilatar en el tiempo la construcción de un IES para ese núcleo urbano, tan demandado por parte de los padres y del propio Consistorio en los últimos años.

En esta línea, el máximo responsable municipal recordó que durante el tiempo que lleva de alcalde ha mantenido reuniones con los diferentes delegados de Educación, desde Francisco Maldonado, pasando por Jorge Cara, Isabel Arévalo, hasta Francisca Fernández, actual delegada territorial de Educación en Almería. «En todas ha habido una constante y ha sido las necesidades que tenemos en materia de infraestructuras educativas y también de atención a nuestro alumnado», indicó Góngora, quien puntualizó que en esas reuniones también se manifestó la necesidad de un nuevo colegio y un IES.

Así, el alcalde subrayó que «en la penúltima reunión que tuvimos, la respuesta de la delegada fue que los niños de Almerimar podían perfectamente coger el transporte escolar y desplazarse a Ejido Norte».

Sin embargo y como indicó el primer edil, el viernes 22 de junio se solicitó por registro de entrada «por primera vez» la cesión o mutación demanial para la construcción de un nuevo instituto con una parcela mínima de 13.200 metros cuadrados y a ser posible en la zona de la Ensenada de San Miguel, próximo a la zona escolar donde se ubica el CEIPAlmerimar.

«Nosotros evacuamos nuestra respuesta con salida 3 de julio y les decimos que ponemos a su disposición una parcela con una superficie aproximada de unos 35.000 metros», apuntó Góngora, quien hizo hincapié en esa pronta respuesta por parte municipal.

Una parcela la ofertada que, como recordó el propio alcalde, fue aprobada por la propia Junta de Andalucía y calificada en el Plan Parcial como equipamiento docente, por lo que acusó a la administración autonómica de actuar en contra de sus propios actos al considerar ahora como no adecuada para la construcción del Instituto ese espacio.

Cercanía a la zona escolar

Por otra parte, el máximo responsable municipal aseguró que «la superficie puesta a disposición es la idónea, con compatibilidad de uso en el vigente PGOU para la edificación del instituto, ya que se encuentra a tan solo 500 metros de la zona escolar y dos minutos andando, en la calle Mar Azul con Avenida de la Sal, con fácil acceso y con suelo suficiente para poder acometer en un futuro ampliaciones o nuevas construcciones de centros».

Asimismo, Góngora subrayó que se trata de la «misma parcela que llevamos siete años ofreciendo a la Junta para cualquier centro educativo, ya sea CEIP o IES».

Por ello, el alcalde calificó del «todo inconcebible que la Junta vaya en contra de sus propios actos», al tiempo que puso el foco en el hecho de que pueda tratarse de un pretexto para «dilatar en el tiempo la construcción del instituto tal y como ocurrió con el colegio que arrastra un retraso de cinco años».

Asimismo, el alcalde criticó los argumentos que expone la Junta de Andalucía para solicitar un cambio de parcela como, por ejemplo, la necesidad de cimentaciones especiales y hormigones sulforesistentes o la existencia insectos. Argumentos que tachó Góngora de «tendenciosos y peregrinos».

Respuesta de la Junta

Por otra parte, Góngora explicó que la respuesta de la Junta a la propuesta de cesión realizada por el Ayuntamiento no llegó hasta el pasado miércoles 24 de octubre, y en ella se proponía el uso de dos parcelas próximas al CEIP Almerimar que, como señaló Góngora, son de uso deportivo, de manera que «de construirse el IES en ellas se estaría privando a Almerimar de contar con un futuro Pabellón y pistas deportivas. Además de los inconvenientes de saturación de tráfico y problemas de circulación que se generaría en esa zona en la que a diario se concentrarían más de 2.500 alumnos en los horarios de entrada y salida, más aún teniendo en cuenta que no existen espacios para aparcamientos».

Asimismo, Góngora hizo alusión a que en dos sectores distintos no es legal permutar usos. Es por ello que el informe técnico con el que se contestará a la Junta de Andalucía incluirá esas objeciones, con la finalidad de que la parcela ofertada sea finalmente sobre la que se ejecute la construcción del nuevo instituto.

En otro orden de cosas, el alcalde también preguntó a la Junta de Andalucía sobre la documentación en la que está recogido el proyecto del IES de Almerimar, sobre partida presupuestaria para llevarlo a cabo y plazos de ejecución, al tiempo que criticó al secretario general de los socialistas ejidenses, al que acusó de actuar «de mala fe y con mucho partidismo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos