Más de 4.000 personas ya conocen el jardín botánico ‘La Almunya del Sur’

Uno de los impulsores del jardín botánico, Carlos Collado, junto a algunos de los participantes del curso de verano de la UAL.
Uno de los impulsores del jardín botánico, Carlos Collado, junto a algunos de los participantes del curso de verano de la UAL. / IDEAL

Talleres y visitas guiadas marcan el primer año de apertura de este pulmón verde, que además se ha convertido en subsede de uno de los cursos de verano de la UAL

ELIZABETH DE LA CRUZEl Ejido

Más de 4.000 personas ya conocen qué paraíso se encuentra al paso de los núcleos de Tarambana y Balerma en El Ejido, y que abrió sus puertas hace un año bajo el nombre, ‘La Almunya del Sur’. Desde entonces, explica uno de sus impulsores, Manuel Sánchez, este jardín botánico donde conviven más de 1.200 taxones distintos, «nos han visitado multitud de asociaciones, hemos realizado talleres de cocina, meditación, biodanza, pintura artística. Ha sido lugar de encuentro y convivencia para empresas, reuniones, fiestas de cumpleaños para adultos, y hasta se ha producido alguna pedida de boda», argumenta.

No obstante, una de las últimas acciones más llamativas llevadas a cabo en este jardín fue la iniciada este mismo verano, como subsede del curso de verano de la UAL sobre ‘Gestión Sostenible de los Espacios Verdes Urbanos’. Un curso que contó con ponencias sobre sostenibilidad, integración paisajística, bioconstrucciones y biodiversidad.

Para los responsables del jardín, «se trata de una magnífica iniciativa, magnífica experiencia y magnífica convivencia. Sólo es el principio de un nuevo movimiento más sensible, más consciente y más respetuoso para nuestro entorno desde la jardinería». Y es que como señaló, «grandes profesionales reflexionando sobre la temática, revisando la historia, propuestas de embellecimiento de espacios públicos, reconocimiento y análisis de muchísimas especies vegetales idóneas y otras no tanto, bioconstrucciones, biodiversidad en el jardín y sus funciones ecológicas, flora típica de nuestros pueblos y muchas cosas más, que han hecho de esta experiencia algo fabuloso», subrayó Sánchez.

Durante el último día, el curso se llevó a cabo con una plantación desde la plaza y jardineras del municipio de Dalías, «con especies de bajo mantenimiento, como un guiño a esa jardinería deseada, respetuosa, necesaria y que engalana las calles de nuestros municipios para el disfrute y beneficio de todo el mundo».

De igual modo, se hizo la entrega de los diplomas, una comida de grupo en el Casino de Dalías y para los que aguantaron hasta la noche también pudieron disfrutar de la actuación en directo de Sensi Falán. En su primer año de apertura, concluyó Sánchez, «hemos firmado un convenio de colaboración con la universidad de Almería, con la que hemos realizado diferentes cursos, entre ellos además del último, otro sobre plantas autóctonas y uno más de hotel de insectos.

Fotos

Vídeos