CD El Ejido

Una victoria celeste para 'resucitar'

Los ejidenses celebran el tercer gol que da tranquilidad./CD EL EJIDO
Los ejidenses celebran el tercer gol que da tranquilidad. / CD EL EJIDO

Samu Corral, por partida doble, y Antonio Pino, los autores de los goles del equipo celeste que supo jugar y ganar para hacer disfrutar a la afición. El CD El Ejido gana al UCAM con claridad, criterio de juego y mordiente ofensiva

JOSÉ GABRIEL GUTIÉRREZEL EJIDO

El CD El Ejido logró ayer reencontrarse con el grato sabor de la victoria, después de cinco jornadas consecutivas sin hacerlo. El equipo celeste lo hizo como mejor se puede hacer. Ganando con mucha claridad en el marcador y convenciendo plenamente con su juego, ante un rival, el equipo murciano del UCAM, que llegaba al Campo Municipal Santo Domingo con la etiqueta y las pretensiones de ganar y con ello pasar a figurar como aspirante al logro de una plaza en el playoff de ascenso.

3 CD El Ejido

Cristian, Emilio Cubo, Gabri (Mango, m. 85), Javi Hernández, Fermín, Lolo González, Velasco, Carralero (Javilillo, m. 68), Alfonso, Samu Corral y Antonio Pino (Echu, m. 69).

0 UCAM

Javi Jiménez, Johan (Isi Ros, m. 46), Javi Fernández (Onwu, m. 74), Dani Pérez, Kitoko, Vivi, Abel Gómez, Víctor García, Gerard Oliva, Urko Arroyo y Marc Fernández (Julen Colinas, m. 81).

Goles
1-0, m. 7: Antonio Pino. 2-0, m. 12: Samu Corral. 3-0, m. 93: Samu Corral.
Árbitro
García Aceña, del colegio valenciano. Amonestó por parte local a Fermín, Samu Corral y Lolo González y por los visitantes a Marc Fernández y Dani Pérez.
Incidencias
Partido de la trigésimo primera jornada de Liga en el Grupo 4 de Segunda B, con 789 espectadores en Santo Domingo.

La victoria de los de Alberto González, que les supone un extraordinario alivio, fue de las que han de catalogarse como fruto de un gran trabajo. El conjunto celeste ofreció una excelente imagen de sobriedad defensiva, expuso mucho criterio en la medular y en la elaboración de las transiciones ofensivas y 'poniendo la guinda' con una gran efectividad cara al gol. En este último aspecto, en base a lo visto ayer, con el añadido de que el 3-0 final, con dos tantos de Samu Corral, que reaparecía tras cuatro jornadas de obligado 'descanso' por tarjetas y uno de Antonio Pino, fue corto. El CD El Ejido deparó una actuación, en todas sus líneas, que le hizo acreedor a un mayor 'premio' en el marcador. Pero logró lo más importante, sumar tres puntos de 'oro' y no menos especialmente recuperar sensaciones y motivaciones para remontar vuelo en la clasificación.

Una 'apisonadora' celeste

Salvo en los compases iniciales, la primera parte fue de claro dominio celeste, basado en sobriedad defensiva, criterio en la medular y mucha rapidez en las transiciones ofensivas, actitudes que fueron desarbolando poco a poco al UCAM. El 2-0 con el que se llegó al descanso reflejó bien a las claras, aunque con cortedad en el marcador, los méritos ofrecidos por ambos equipos.

Bajo esas premisas, el primer tanto de la tarde no tardó en llegar. Fue en el m. 7 de juego, iniciado con una internada de Alfonso por banda izquierda y su centro al área generó 'lío' entre el guardameta y un defensa visitante. El balón salió suelto, le llegó a Antonio Pino y este no desaprovechó el 'regalo' para poner el 1-0 en el marcador del Campo Municipal Santo Domingo.

El gol generó las obvias y distintas sensaciones. De estímulo para los celestes y de desconcierto para los azulones, que ayer vistieron de amarillo. El 1-0 creó muchos recelos, sobre todo en defensa, al UCAM, que fueron aumentado por la creciente presión local. Así, en el m. 12, llegaría el segundo tanto de la tarde. Un balón en profundidad sobre Samu Corral por banda derecha fue controlado por este, adentrándose en el área y desde casi el vértice de la misma conectó un buen disparo, al segundo palo, ante el que nada pudo hacer Javi Jiménez, cancerbero del UCAM. Era el 2-0 que reflejaba el intenso dominio y creación de jugadas de peligro, basadas en una gran velocidad del CD El Ejido.

Sin decaer en ambición

Con doble ventaja en el marcador, y la afición celeste disfrutando, la presión y mando del conjunto local no decayó, sino que al contrario le hizo aumentar el ritmo. Así, una a una, los de Alberto González fue generando nuevas ocasiones, la mayor parte de ellas con 'aroma' de gol, entre los aplausos de las gradas y el aumento del desconcierto de un equipo rival que se veía impotente para llegar al área local.

En el m. 23 pudo suponer el tercero de la tarde, pero Antonio Pino, tal vez sorprendido por el 'regalo' de la desconcertada defensa azulona, no acertó en el intento y el balón salió fuera por poco. Poco después, la única llegada con peligro del UCAM, tras un rechace del meta local Cristian, pero Víctor García remató fuera. Antes del descanso, otra gran ocasión celeste, pero Antonio Pino, con casi toda la portería para él, no logró aprovechar. Y con un CD El Ejido mandón y letal, ante un UCAM desarbolado, el intermedio.

Dominio hasta el final

El inicio de la segunda parte fue similar al de la primera, con los de Alberto González llevando la iniciativa para dejar claro al UCAM que no estaban dispuestos a 'levantar el pistón' del ritmo, ni por supuesto, el mando del envite.

Sin embargo, el equipo murciano, dirigido por el roquetero Luis Casas, que había 'movido ficha' en la cobertura, fue el primero en tener una ocasión de gol. Una oportunidad para haberse metido en el partido que fue fruto de un mal entendimiento en la cobertura local, posiblemente el único que tuvo en el partido. El lance, en el m. 57, propició que el remate de Marc Fernández tomara el camino del fondo de las mallas, pero Lolo González, casi sobre la línea de gol, lo evitó.

Los visitantes, aunque apretaban buscando un tanto que les metiera en el partido, no las tenían todas consigo. Sobre todo por que el conjunto celeste seguía con más 'hambre de gol' y, a base de presión y peligros a la contra, no daban mucho margen de maniobra al UCAM. El último cuarto de hora deparó acciones de peligro en ambas áreas pero, con diferencia, las más claras fueron del CD El Ejido, ante un UCAM que no se centraba.

Dos ocasiones de Samu Corral, en buena disposición de gol, en el tramo final del envite, eran prueba de que acababa mandando el que lo hizo durante prácticamente los 90 minutos. Un dominio que tuvo justo 'premio' en el marcador en tiempo de descuento, cuando Samu Corral lanzó un fuerte disparo, desde la frontal del área, que no pudo atajar Javi Jiménez. Era el 3-0 que reflejaba, aunque con cortedad en el marcador, lo visto sobre el césped. La ovación dedicada al equipo, correspondida por este, fue otro gran broche a una gran tarde de fútbol del CD El Ejido. El próximo viernes, a las 12.00 horas, en campo del FC Villanovense, será el siguiente reto de un equipo celeste que ayer deleitó.

 

Fotos

Vídeos