CD El Ejido

La semana fantástica de El Ejido

Alfonso, que hizo el primero de la cuenta ejidense, dispara a portería. /PACO ALONSO
Alfonso, que hizo el primero de la cuenta ejidense, dispara a portería. / PACO ALONSO

El Villanovense tuvo opciones pero los celestes tiran de efectividad en la primera parte y contundencia en la segunda

PACO ALONSOEL EJIDO

El partido comenzó con escaso ritmo, sin prisa por ninguna de las dos partes, con la cabeza puesta en no errar, dado que se podía tomar como un punto de inflexión para ambos. De hecho, el Villanovense comparecía en el Campo Municipal de Santo Domingo con 17 puntos, tres más que el CD El Ejido, y tenía la ocasión de meter tierra de por medio con la zona complicada e incluso con optar a los reñidos 'puestos nobles'. Por parte celeste, se podía cazar al equipo extremeño en la tabla de clarificación y confirmar que se está en racha positiva después de ganar en casa al Melilla y empatar el miércoles en La Condomina.

La suerte estuvo de cara al meter en la red la primera ocasión generada, que ni siquiera fue fruto de elaboración sino del estado de gracia en el que se encuentra Alfonso. Poco expeditiva se mostró la zaga del equipo pacense ante la buena maniobra dentro del área del extremo motrileño, que escondió el balón y se quitó literalmente de encima a tres 'lobos' para quedarse solo ante el meta Joaquín y marcar. No cambió el ritmo del CD El Ejido por verse por delante en el marcador, ni tampoco el del Villanovense, sabedores ambos de que se transitaba por el minuto 7 de un choque que tenía que dar mucho más de sí.

Efectividad

Respondió el gladiador Javilillo rematando de cabeza entre los dos centrales del Villanovense, pero lo hizo sin fuerza y sin poder encontrar la portería del cuadro serón. El CD El Ejido afrontó con el desarrollo de su plan un final de primera parte que incluso le sonrió más, cuando Paquito, que estrenaba titularidad y además con el '10' a la espalda, sirvió en bandeja el 2-0 a Velasco. No hizo ascos su compañero al buen cuero puesto por la joven perla de la cantera, y también con tranquilidad batió a Joaquín por bajo. El equipo de Iván Ania había perdonado y lo estaba pagando. Para agudizar esa sensación, Dieguito hizo una de las suyas por la izquierda, se perfiló y disparó cruzado, lamiendo la pelota el palo.

De sufrir a disfrutar

Quienes más peligro generaron, de hecho, fueron los de Alberto González, con una jugada ensayada en córner que remató fuera en el segundo palo Álvaro Ocaña, eso antes del 2-1, y con intentonas de Manu Sánchez y de Rodri, sin incidencia, después de verse recortado el marcador. Antes de que apareciese Lolo González para sentenciar, el Villanovense sólo tuvo un balón corrido del lateral Tapia sin rematador. Tenía que ser vitoreado el mediocentro ejidense, que enganchó una enorme volea en un rechace para alojar el balón en la escuadra y cerrar la victoria en el 73.

Lo que sucedió después fue esperar al cuarto, con un Echu fresco y con muchas ganas, pero que sin embargo se marchó sin mojar. Tuvo una ocasión clamorosa a pase de Javilillo en un dos contra uno y después buscó un par de roscas 'marca de la casa' que no cogieron el camino de las mallas. Ya en tiempo de descuento, tanto fue el jarro a la fuente que se rompió, otro vez Lolo González, que vio puerta con una facilidad pasmosa para firmar el póker local. Se cierra así la 'Semana Fantástica' de El Ejido, con 7 puntos de los 9 que había en juego'.

Fotos

Vídeos