El Ejido dice adiós al triunfo en el 93

El Ejido dice adiós al triunfo en el 93

Los celestes se adelantaron, pero Yacine logró el empate para la UD Melilla en el alargue

JAVIELÓN GÁLVEZEL EJIDO

El CD El Ejido vio cómo se le escapaban dos puntos en el minuto 93. Los celestes recibieron al Melilla en un partido que tuvo pocas oportunidades hasta que, en el minuto 83, Velasco adelantó a los de José Sevilla. En ese momento, los visitantes respondieron con un tanto de Yacine en el descuento y devolvieron a los locales el reto de que llegue la primera victoria con el nuevo técnico ejidense en el banquillo.

1 CD El Ejido

Aulestia; Carlos Garrido, Álex Sánchez, Sergio Sánchez, Tomás; Gabri (Sergio Jiménez, min. 80), Jesús Rubio (Jordan, min. 68), Javilillo, Velasco, Carralero y Samu Corral (Fede, min. 75).

1 UD Melilla

Dani Barrio; Soufian, Richi, Paco Aguza (Lolo Garrido, min. 86), Jilmar; Alfonso, Otegui, Heber Pena (Igor Martínez, min. 70), Ruano, Menudo (Óscar García, min. 80) y Yacine.

1-0, m. 83
Velasco, tras presionar en el centro del campo, recupera el balón y bate a Dani Barrio en el uno contra uno.
1-1, m. 90
Yacine aprovecha un balón suelto para batir a Aulestia.
Muñoz Pierda, del colegio madrileño
Amonestó a los locales Jesús Rubio y Carralero, así como a los visitantes Paco Aguza, Otegui, Richi y Óscar García.
Partido correspondiente a la vigésima jornada del campeonato de liga en el grupo IV de Segunda B
El encuentro se disputó en Santo Domingo en presencia de 874 espectadores. Antes del pitido inicial se guardó un minuto de silencio en memoria de Francisco Callejón, Serafín Lozano y Juan Oncala, vicepresidente de La Cañada At.

La primera mitad no pasará a la historia. Lejos de verse grandes ocasiones para dar viveza al espectáculo, los dos equipos comenzaron tratándose con demasiado respeto hasta el punto de que Aulestia y Dani Barrio estuvieron inéditos, salvo en algún acercamiento en el que tuvieron que atajar el esférico por el aire.

El duelo corría por el minuto 21 y las defensas estaban muy seguras. A su vez, quienes sí tenían trabajo eran los futbolistas que ocupaban alguna posición del centro del campo, puesto que era ahí donde se estaban desarrollando las verdaderas disputas para adueñarse de la posesión. Es cierto que se incrementó la presencia local en las inmediaciones del área, pero el portero melillense no tuvo que realizar ninguna parada de mérito.

Llegada del atrevimiento

Tras la reanudación, ambos conjuntos llevaron a cabo unos minutos de atrevimiento con la intención de adelantarse. No era complicado mejorar lo que se había visto durante el primer periodo y fueron los visitantes los que provocarían el susto entre los 874 seguidores ejidenses.

El cronómetro marcaba el 52 cuando Heber Pena se aventuró con una jugada individual por la izquierda con la que se marchó de hasta dos marcadores, pero su centro, con muchísimo peligro, fue despejado por la zaga celeste a córner.

Carlos María Rodríguez Segundo entrenador CD El Ejido

Pese a que la UD Melilla era la que había intentado golpear primero, el conjunto dirigido por José Sevilla buscó su alternativa. En este sentido, un instante después del peligro acercamiento visitante, Samu Corral se aprovechó de su juego característico para superar a un rival, pero el disparo duro del atacante del CD El Ejido recibió la sensacional respuesta de Dani Barrio.

Vuelta al letargo

De todos modos, esas acciones parecieron ser un espejismo. Lejos de que los contendientes se dieran cuenta de que podían tener capacidad como para inaugurar el electrónico, el juego volvió al guión insulso de los primeros cuarenta y cinco minutos, es decir, que volvió el centrocampismo, los centros al área que no encontraban remate y el escaso número de oportunidades de gol.

Fue entonces cuando José Sevilla, entrenador celeste, comenzó a mover el banquillo con la intención de romper el letargo y abrir las filas de la UD Melilla. Así pues, a la altura del minuto 68, Jordan entró en el rectángulo de juego para ocupar la demarcación de Jesús Rubio.

Sin embargo, la sustitución más destacada se produjo con la entrada en el césped de Fede, ya que correspondía al debut del jugador del Berja en el grupo IV de Segunda División B. Eso sí, las oportunidades de romper el 0-0, por ese momento, seguían brillando por su ausencia.

Daba la sensación de que los equipos no querían ganar. El Melilla estaba agazapado y esperando que se diera un golpe de suerte que le permitiera incomodar a Aulestia, pero quien si lo logró fue El Ejido y, además, lo hizo con el 1-0.

Adrenalina final

El duelo estaba llegando a la fase crítica cuando Carralero, en el minuto 78, se marchó con velocidad por la banda y cayó en el interior del área. El árbitro no interpretó el derribo como penalti, lo que provocó que los aficionados se enchufaran.

La adrenalina llegó al CD El Ejido. Tirando de fe, Velasco presionó en el centro del campo. La pelota golpeó al jugador celeste y acabó con un mano a mano con Dani Barrio, que se vio superado con un remate raso. Era el 1-0 y el gol lo cambió todo. Adelantarse acomodó a los locales y obligó a los visitantes a buscar con ahínco el empate. El técnico del Melilla fue el más valiente al retirar a un central para meter a Lolo Garrido, una decisión que estuvo a punto de costarle caro con un contragolpe ejidense al que no llegó a rematar Velasco.

El descuento ya se estaba desarrollando. Los seguidores celestes ya estaban festejando los tres puntos, pero el fútbol le tenía reservada una oportunidad a Yacine, que no desaprovechó. El delantero logró superar a Aulestia para colocar el 1-1 definitivo de un duelo del que solo brillaron los cinco minutos finales.

Más

 

Fotos

Vídeos