Fútbol sala

'Maki': «La plantilla está cerrada salvo contratiempo»

Formación ejidense en su primer partido de la pretemporada jugado el pasado sábado./IDEAL
Formación ejidense en su primer partido de la pretemporada jugado el pasado sábado. / IDEAL

El técnico del CD El Ejido confía en los jugadores que ya están bajo sus órdenes en el equipo celeste para realizar un buen año de regreso en la Segunda División B

JAVIER NAVARROALMERÍA

Si algo funciona, ¿para qué cambiarlo? Es lo que piensa el encargado de dirigir la nave del Club Deportivo El Ejido a buen puerto, dentro del Grupo 5 de la Segunda División B, a la que vuelve el conjunto celeste tras dos años en Tercera División y llevando el timón, se encuentra el nuevo entrenador Francisco Callejón Gómez, más conocido como 'Maki'.

A sus 37 años, el técnico oriundo del ejidense barrio de Santo Domingo se ha hecho cargo del primer equipo después de una larga y exitosa carrera dentro de las bases de la entidad, en las que ha cosechado campeonatos de Liga y Copa a nivel almeriense cada año e incluso logrando títulos de campeón de Andalucía en distintas categorías.

No es de extrañar que el club haya confiado en 'Maki' para una temporada 2017-18 de cara a la que ya está trabajando el conjunto celeste, siendo el segundo que más pronto ha terminado sus vacaciones veraniegas, apuntando el entrenador ejidense que «empezamos el martes 1 de agosto y el pasado sábado tuvimos el primer test de pretemporada, la gente ha estado parada un mes y medio por lo que el principal problema ahora son las cargas e intentaremos llegar lo mejor posible al 9 de septiembre».

Dicha fecha será cuando dé comienzo la competición oficial y en la primera jornada, el CD El Ejido se estrenará con un más que interesante derbi, recibiendo a otro recién ascendido como es el CD Villa de Fines y para presentarse a la cita en condiciones óptimas, son muchos los conceptos a asimilar por parte de la plantilla y los propios entrenadores, comentando Francisco Callejón que «el cuerpo técnico es nuevo, muchos jugadores son nuevos y hay que unificar criterios y llegar al inicio liguero con las cosas lo más claras posibles».

A pesar de que la campaña pasada en Tercera se alargó más que de costumbre hasta mayo, el parón estival pasa factura, aunque de forma desigual, en los miembros del plantel que entrena 'Maki' quien confiesa que «siempre es típico que en verano la gente se descuide un poco más pero estamos trabajando para que se ponga pronto en forma».

Salto de calidad

Un club histórico como es el ejidense, fundador de la Liga Nacional de Fútbol Sala en 1989 y que llegó a participar varias temporadas en la máxima categoría, entonces llamada División de Honor, parece dispuesto a reverdecer viejos laureles y si en la presente década se ha nutrido de jugadores que procedían casi exclusivamente de la cantera, para la inminente campaña ha querido dar un salto de calidad, pero sin renunciar a dar continuidad a aquellos valores de la casa que llaman a las puertas del primer equipo.

Por ello, 'Maki' recuerda que además de los cuatro fichajes con experiencia profesional «en la plantilla continúan siete jugadores del año pasado y tres son juveniles que han subido del equipo de División de Honor, más otros dos jugadores que están a prueba».

Sobre la última incorporación, el griego Konstantinos Panou, el míster destaca que «es un jugador que llega con 20 años y con la experiencia de jugar dos años consecutivos en Primera División; llevábamos tiempo detrás de él y en cuanto se ha puesto a tiro hemos intentado traerlo y ha salido bien».

Lo que puede esperarse del ala heleno, lo revela Francisco Callejón diciendo que «ha estado jugando con el Inter FS en Primera y con 16 años ya debutó en la Selección Griega Absoluta, esperemos que sea un jugador importante y sobre todo, con la edad que tiene venga con mucha hambre y al final se refleje en el beneficio del equipo; con él, en principio la plantilla ya está cerrada, a no ser que surja algún contratiempo en la pretemporada».

Objetivo

Todavía es pronto para conocer el verdadero calibre y potencial del equipo, aunque resulta innegable la apuesta que la entidad celeste ha realizado y 'Maki' piensa que «a priori, con la inversión económica que se ha realizado este año, el objetivo es estar lo más arriba posible, pero hay que ser conscientes de que la temporada pasada el equipo estaba en Tercera, los jugadores llevan tiempo sin competir en esta categoría, incluyendo los fichajes».

Para el joven técnico, «cada categoría tiene su dificultad y lo principal es adaptarnos lo más pronto posible y a partir de ahí, poder estar lo más arriba posible, porque en Segunda B hay gente veterana que sabe lo que hace, busca más el resultado que el juego e intentaremos saber actuar ante eso, para lo que tenemos que entrenar fuerte y estar bien para saber llevar estas situaciones».

Una buena muestra de ello se vivió el sábado en el primer amistoso de pretemporada, en la que los celestes cayeron 2-1 en Motril frente a los malagueños de la UD Coineña y para 'Maki' «fue un partido difícil contra uno de los favoritos y que se ha reforzado con jugadores importantes como Coco, Fali u Óscar».

El ejidense acumula 15 años en las bases del club y habla con conocimiento de causa al acabar sentenciando que «he entrenado a casi todos los jugadores de la actual primera plantilla, los conozco a todos, confío mucho en ellos y espero que la confianza se traslade al equipo y podamos hacer un buen año».

Fotos

Vídeos