'Goles son amores' en El Ejido

Samu Corral 'desatora' a los celestes, que revierten pitos en aplausos para ganar al Rvo. Granada

PACO ALONSO

el ejido. Fin del partido y Manolo Escobar en la megafonía, con uno de sus temas más populares tras ser sintonía de un programa televisivo décadas atrás, dando el titular de la crónica. Tras verse aplicado un escenario muy similar al de tantas veces en casa, pésimo inicio, sin ritmo, a merced de un adversario que llega a Santo Domingo confiado en hacerse dueño y señor sin apenas oposición, apareció el 'bálsamo de Fierabrás'. Tras empeorarse el panorama, con lesión de Javilillo larvada antes incluso de empezar y salida del 'capullo' en el minuto 7, lo que tiene correr riesgos, con cambio en el 9 para que entrase mínimamente en calor Samu Corral, llegó lo que todo lo cura. Fue marcar y regresar a una versión más acorde a lo que es el equipo.

2 CD EL EJIDO RECREATIVO GRANADA

0

CD El Ejido
Aulestia; Emilio Cubo, Molo, Sergio Sánchez, Tomás; Gabri, Sergio Jiménez (Sebban, min. 79); Javilillo (Samu Corral, min. 9), Carralero (Alfonso, min. 60), Velasco; y Antonio Pino.
Recreativo Granada
Lejarraga; Paco Torres (Dani Moreno, min. 65), Marín, Fran Serrano, Neva; Caio (Víctor Morillo, min. 65), Andrés García, Yael, Jean Carlos; Nacho Buil y Rubén Sánchez (Cambil, min. 85).
1-0, m. 19
Samu se encontró la pelota muerta en dentro del área y le pegó con toda su alma.
2-0, m. 57
Molo tras empujar el rechace del portero ante el cabezazo de Carralero.
Pérez Guimera, perteneciente al comité murciano. No mostró tarjetas.
Partido correspondiente a la décimo tercera jornada del Grupo IV de Segunda División B disputado en el Estadio Municipal de Santo Domingo ante 884 espectadores.

El gol, del motrileño, en el minuto 19, es cierto que se produjo tras una cierta mejoría superando los primeros pitos de la grada. De hecho, Pino malogró un mano a mano dos jugadas antes, pero después del mismo se instauró el 'volver a creer'. El tópico de 'el fútbol es así', lo que parece que explica todo en este deporte, pasó por el hecho de que el Recreativo Granada no aceptó un regalo en el minuto 5, con una cesión de Cubo a Aulestia que se quedó corta por el viento en contra y que Rubén Sánchez cazó para regatear al meta celeste, correr al máximo y llegar forzado para chutar al palo, muy escorado.

INCIDENCIAS

Es evidente, según lo explicado antes, que eso habría cambiado todo, como siempre en este 'infierno' casero en el que los de Alberto González tanto sufren. Y es que el gol, con su presencia o con su ausencia, anula todo lo bueno o lo malo que el fútbol propone. El filial del Granada CF llegó con una tarjeta de presentación de esas de no sufrir ni tampoco aspirar, mientras que el CD El Ejido sentía la presión de la promoción de descenso, pisada por primera vez en lo que iba de curso. Cambio de hora, viento y a expulsar fantasmas de la cabeza, el mérito fue rehacerse de un comienzo de diez minutos de sufrimiento, con tiro alto de Fran Serrano en un rechace en el minuto 3, el referido 'puerta vacía' del ariete Rubén Sánchez en el 5 y un disparo de Neva centrado en el 10, con entre medias lesión y cambio obligado.

La noche y el día

En el minuto 12, en jugada aislada, Pino tuvo la habilidad de plantarse ante Lejarraga, pero no tanta como para batirle, con el 'molino' del portero saliendo ganador del mano a mano. No fue gol pero sí que sonó un chasquido con el todo cambió, y tras presionar y merodear, con balones al área y la izquierda como banda de entrada, en un balón por el centro llegó el premio a pisar tanta área. Fue penalti no señalado por manos, pero entre las protestas el más listo de la clase fue Samu Corral para fusilar a las mallas el cuero mal despejado. Parecía mentira, pero el 1-0 sí era real y levantó la losa de todo lo padecido como local.

Tanto el dominio como las ocasiones fueron de parte de los ejidenses, sin que el rival se aproximase más a las inmediaciones de Aulestia. El CD El Ejido jugó bien con balón pero también usó velocidad para desequilibrar. Carralero chutó en carrera y le faltó precisión en el minuto 34, en el 36 Corral chutó directa una falta lejana demasiado centrada y en el 41, entre Pino y Carralero ganaron el centro, saliendo desviada una bonita vaselina del segundo sobre el punto de penalti. Tendría que haber llegado algún tanto más.

Confirmación

No fue así, quedándose la incógnita de cómo sentaría el descanso en cuanto a verse cortado el ritmo. Se despejó de manera favorable y los celestes siguieron en el camino de finiquitar el partido. Cubo disparó dando un aviso nada más comenzar, Velasco dudó entrando solo en el área, lento, y en lugar de pase a Carralero, también solo, se estrelló contra Lejarraga en el minuto 51, ello antes del segundo gol. Gabri cazó un rechace de puños del portero, que se rehízo rápido al tiró rasó del centrocampista, sacando la punta de la bota para enviar a córner. En su ejecución, y después de otra recuperación de Gabri, el balón regresó a Velasco, cabeceó Carralero con palomita del cancerbero recreativista y remachó a las mallas Molo el 2-0, justo antes de la hora de juego.

Por parte granadina, y con cambio de posiciones de jugadores más doble cambio, hubo muy pobre bagaje ofensivo, solalmente llegando en el último arreón antes del final con intentonas de Nacho Buil, Yael y Rubén Sánchez como las más significativas, pero sin problemas para los locales. Después de cuatro derrotas consecutivas en casa y por segundo partido con la puerta a cero, quiere el cuadro celeste que sea el punto de inflexión.

Más

 

Fotos

Vídeos