CD El Ejido

El CD El Ejido merecía otro cierre de curso

El celeste Gabri intenta la internada, saliéndole el nazarí Héctor al cruce./PACO ALONSO
El celeste Gabri intenta la internada, saliéndole el nazarí Héctor al cruce. / PACO ALONSO

Los celestes carecen de frescura de cara a puerta y lo pagan muy caro ante un Granada pleno de efectividad

PACO ALONSOEL EJIDO

Quizá lo más significativo fue la pobre entrada en Santo para la despedida de su equipo pese a que aún estaba en juego entrar en la Copa. No es escaso objetivo para una temporada dura en el exigente grupo IV de Segunda B y sobre todo si se tiene en cuenta que un mes atrás se peleaba por la permanencia. Pese a ello y pese a la derrota, hubo caluroso aplauso final a la plantilla. Ante el Granada B, igualado en casi todo con el CD El Ejido, se hizo mucho para ganar, menos lo necesario. El motivo fue una carencia clara de frescura y quizá el golpe anímico de la derrota en San Fernando, en un panorama de completo dominio celeste.

0 CD El Ejido

Cristian; Emilio Cubo, Lolo González, Javi Hernández, Álvaro Ocaña; Carralero (Echu, m. 60), Velasco, Gabri (Jean Calvé, m. 79), Alfonso; Pino (Germán, m. 80) y Samu Corral.

2 Granada CF B

Aarón; Hao, Antonio Marín, Héctor, Adri Castellano; Isi, Andrés García (Nacho Buil, m. 75); Casi (Migue Cobo, m. 83), José González, Carlos Neva; y Juancho.

Árbitro
Caparrós Hernández (Comité Valenciano). Mostró cartulinas amarillas a los locales Emilio Cubo (m. 34) y Samu Corral (m. 66). Expulsó con doble amarilla a Antonio Marín (m. 86) por parte del Granada.
Goles
0-1, m. 41: Andrés García; 0-2, m. 78: Nacho Buil.
Incidencias
Partido correspondiente a la trigésimo séptima jornada del Grupo IV de Segunda B disputado en Santo Domingo ante medio millar de espectadores.

Ocasiones las hubo, para sin embargo irse por detrás en el marcador al descanso. El cuadro nazarí tuvo las cosas muy claras, con su portero Aarón entrando mucho en juego con el pie como parte de la salida de balón, con lo que ello supone de falta de control. Se vivió casi todo el tiempo en la fracción granadina del terreno de juego, hasta el punto de que el equipo rojiblanco solo tiró una vez a puerta, pero fue para marcar. Era el minuto 41 cuando Andrés García tuvo la suerte de cara al desviar Álvaro Ocaña su disparo para engañar a Cristian. Cien por cien de efectividad.

Negados ante el gol

Las dos más claras ocasiones fueron un mano a mano de Samu Corral que atajó por bajo Aarón, y después un tiro cruzado de Pino que lamió la cepa del poste. Estaba claro que no era el día de cara al gol, pero no lo estaba tanto que se perdiese ante un rival absolutamente romo y con acumulación de hombres atrás. Ver para creer, al túnel de vestuarios se entró por detrás en el electrónico y había que buscar la chispa que encendiese la dinamita.

Más de lo mismo

El que acertó con su testarazo fue Nacho Buil nada más entrar al campo en una falta lateral. El 0-2 resultaba difícil de creer, y como negación absoluta de cara a puerta, Lolo González erró un penalti en el 86 que detuvo por el centro Aarón, expulsado Antonio Marín. También Cristian se lució en otra postrera pena máxima con estirada ante el lanzamiento de Juancho en tiempo de prolongación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos