CD El Ejido

Celeste desteñido con la lluvia

Los celestes Mango (2) y Carralero (10) lamentan una ocasión fallada ante el marco de Pedro, que tuvo mucho trabajo. /PACO ALONSO
Los celestes Mango (2) y Carralero (10) lamentan una ocasión fallada ante el marco de Pedro, que tuvo mucho trabajo. / PACO ALONSO

El CD El Ejido domina ampliamente la primera parte ante el Betis Deportivo pero otro penalti le complica

PACO ALONSOEL EJIDO

el ejido. Necesitaba tomar algo de aire el CD El Ejido después de cosechar tres derrotas consecutivas, de las que además se había añadido en las horas previas la 'lectura' muchas veces innecesaria de la estadística. Se había puesto acento a haber encajado 8 goles en esos tres envites y no haber marcado ninguno. Los números hablaban de sendos 3-0 encajados a domicilio -frente a Cartagena y Badajoz- y un 0-2 en el Municipal de Santo Domingo frente al Real Murcia de José María, pero el fútbol se rige más por sensaciones, y esas sí se recuperaron. Tras el empate de ayer tarde ante el filial del Real Betis sí que puede cambiar la perspectiva, pero las circunstancias igualmente tuvieron mucho que ver con el desenlace final del duelo ante los verdiblancos. Se vio muy superior el cuadro celeste al descanso y no mató tras la reanudación cuando se vio sorprendido por la lluvia y por el despiste general.

El equipo de Alberto González, que 'jugó' con su once inicial forzado por las bajas y buscando alguna variante, fue el dueño y señor de la primera mitad, con David Fernández entrando en el equipo titular tras mucho tiempo sin jugar, mostrando su polivalencia al enfundarse el '8' y cuajar un extraordinario papel como 'pareja de baile' de Lolo González en la medular. En punta, con el '9', un Antonio Pino que tenía ganas de sacarse la espina de no haber visto puerta desde su llegada a El Ejido y que se la sacó por partida doble en una primera parte de color celeste intenso. Después del descanso, en medio de la extrañeza de un choque que debió tener un saque de honor que no se produjo, cayó un intenso aguacero que dejó despoblada la grada de animación.

Cambio de paisaje

Todo parecía haberse desviado del fútbol como tal, pero José Juan Romero introdujo en el campo a Iván desde el banquillo y este le respondió con una jugada por la izquierda, apurando a línea de fondo y poniendo un centro que tras un barullo dio en la mano de uno de los hombres de la zaga ejidense cuando iba de vuelta. El lío fue resuelto por Collado López con un penalti que daba emoción al encuentro y que, sobre todo, devolvía la atención a un terreno de juego en el que llegaba el empate a balón parado, ante la incredulidad local.

El CD El Ejido comenzó mandando y siguió igual, pese a que Gianfranco salió muy lejos de su marco y se fajó ante la presión de dos hombres vestidos de verde. En el minuto 5, Carralero se adentró en el área visitante y puso el balón atrás para la llegada franca de Javilillo, cuyo disparo interceptó in extremis el meta visitante Pedro.

Desde muy pronto el peligro rondó su portería y se hizo efectivo en el minuto 9 cuando Antonio Pino tuvo tiempo de perfilarse y fusilar para subir el 1-0 al marcador del Municipal de Santo Domingo después de una circulación con velocidad de la delantera local dentro del área bética. El Betis Deportivo se aproximó por única vez con Liberto ganando la posición, pero chutando alto con todo a favor ante la meta defendida por Gianfranco.

Renace un killer

Pino estaba 'caliente' y pasado el cuarto de hora mostró su calidad estando muy tranquilo para volcar a Pedro y batirlo con facilidad en el mano a mano. La pelota pasó antes por las botas de Javilillo, asistente de lujo para el 2-0 que dejaba a las claras el mando ejidense.

Carralero se adentró en el área por el lateral derecho, pero su balón lo detuvo Pedro y Mango echó alto el rechace, sin apenas espacio para conectar con el cuero. Antes del descanso, Javilillo buscó a Carralero, que no metió la punta de la bota, y se pidió mano de Junior dentro del área verdiblanca, al menos similar a la que después fue sancionada en contra.

A la vuelta, y con la sensación de haber sido muy superior, los de González dispusieron de una clara ocasión para matar el encuentro, en una falta lateral botada por Javi Hernández que controló Carralero, pero cuyo disparo detuvo el meta Pedro. Cayó el aguacero y el celeste pareció desteñirse, ya que el despiste general de la grada afectó al campo. Fue cuando entró Iván al terreno de juego para 'liarla', primero consiguiendo un penalti de la nada y después sirviendo una falta para el cabezazo a la red de Uche. En ese segundo tanto ayudó la salida en falso de Gianfranco, superado por arriba por el extremo bético. Era el minuto 75 y apareció la prisa.

Se metió toda la artillería y se respondió positivamente, con una doble ocasión para haber ganado ya siendo conscientes de que había un nuevo escenario. Hubo un tiro al lateral de la red de Javilillo, a pase de Paquito, y además Velasco chutó a bocajarro un servicio de banda de Samu Corral, que Pedro despejó como pudo hacia arriba, con los guantes mojados. No se pudo perforar más la meta bética y el empate ante los béticos sabe a poco en las filas celestes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos