El alcalde de El Ejido acepta las disculpas de su agresor

Francisco Góngora y el hombre que le agredió en 2015 en la Audiencia Provincial esta mañana. /A. A.
Francisco Góngora y el hombre que le agredió en 2015 en la Audiencia Provincial esta mañana. / A. A.

El acusado está «muy arrepentido» del guantazo que propinó en 2015 a Francisco Góngora por el que asume una pena de dos años

Alicia Amate
ALICIA AMATEAlmería

Puntuales a las 10 horas de la mañana de este viernes aparecían el alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, y el hombre que le agredió durante la procesión de San Isidro de 2015 en la Audiencia Provincial, donde estaba prevista la celebración de la vista oral por este caso. Finalmente, las partes han llegado a un acuerdo de conformidad.

El acusado reconoce estar «arrepentido» de unos hechos que ocurrieron hace tres años y por los que ha aceptado esta mañana una pena dos años de prisión -la Fiscalía pedía tres en su calificación- así como una multa a razón de ocho euros diarios durante nueve meses. Asimismo, deberá cumplir una orden de alejamiento durante los dos años próximos en los que no podrá acercarse a menos de 500 metros del regidor ejidense.

Eso sí, podrá realizar las labores propias del desempeño de su trabajo que, en ocasiones, le llevan hasta el Ayuntamiento de El Ejido donde «no podrá acercarse al despacho del alcalde», ha señalado su abogado.

Francisco Góngora ha reconocido que no había visto al acusado desde «hace tres años en una procesión» y hasta ahora no «había tenido ocasión de hablar con él». «El hombre se ha disculpado y yo le acepto las disculpas», ha señalado sobre este asunto del que ha dicho recordar cómo «alguien por detrás en una procesión me daba un guantazo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos